El Servicio de terapia intensiva pediátrica de Ushuaia recibió los monitores

El Servicio de terapia intensiva pediátrica de Ushuaia recibió los monitores
El servicio de Terapia Intensiva del Hospital Regional Ushuaia recibió los monitores adquiridos con fondos provenientes de la campaña "1000 por 100, una vida"; iniciativa que fue destacada por las autoridades del Ministerio de Salud, personal del área beneficiada y representantes de la Iglesia Evangélica en Ushuaia, quienes promovieron la tarea de lograr el apoyo de la comunidad para adquirir dichos aparatos de alta complejidad.

El jede del Departamento de Terapia Intensiva Daniel Cafarone, expresó su agradecimiento "a la comunidad por este hecho que ha superado nuestras expectativas, ya que hemos logrado muchísimas cosas gracias al compromiso de la gente", precisando que "logramos recolectar 162.448,15 pesos, que fueron utilizados totalmente para estos tres monitores (dos de cabecera, y uno de cabecera y transporte cuya batería dura 4,5 horas".

Asimismo, el profesional informó que "en este momento ya hay un paciente con insuficiencia respiratoria que está usando este equipamiento".

Por su parte el representante del Departamento Comercial y Técnico de Philips, Manuel Pena, señaló que la duración de la batería posibilitará "el traslado de un paciente a Buenos Aires sin inconvenientes, toda vez que el tiempo estimado es de entre 3 horas diez minutos y 3 horas y media; así que nos quedaría una hora más de batería".

Explicó que "con este equipamiento podemos hacer un monitoreo continuo del estado del paciente, a través de 7 parámetros que se miden constantemente y que son la insuficiencia cardíaca, frecuencia respiratoria, saturación, presión invasiva y no invasiva, cosa que no teníamos en los monitores anteriores, salvo en uno de los equipos".

En tanto, la subsecretaria de Salud Comunitaria, Nora Guastini, manifestó su satisfacción porque "hoy vemos concretado esto, y es una forma más de que la comunidad vea la transparencia con que se ha manejado la campaña desde el primer momento".

La funcionaria se sumó a las palabras del doctor Cafarone "en cuanto a la solidaridad que ha demostrado nuestra comunidad en todo este tiempo que duró la campaña; y cómo, cuando se propone un objetivo común por una causa noble podemos lograr y superar las expectativas".

"Así que es un gran orgullo que se haya entendido que es posible mejorar y complejizar entre todos un servicio como el de Terapia Intensiva Pediátrica", destacó.

"Como decía el doctor Cafarone, se han instalado dos monitores multiparamétricos modulares, que tienen módulos intercambiables entre ellos, y que además pueden medir distintos parámetros fisiológicos de los pacientes; y un monitor de transporte que puede usarse con carácter ambulatorio o para trasladar un paciente en avión. Cada uno de ellos con accesorios para atender distintos tipos de pacientes", indicó.

"El valor de los monitores fue de $ 155.972, y estamos muy contentos con la manera en que se ha desarrollado la campaña", asegurando que "es un ejemplo que tranquilamente puede imitarse en otras partes del país".

Por último, el Pastor de la Iglesia Evangélica, Hugo Mullión, expresó su beneplácito "por hacer cumplido con esto", y aclaró que "no pasa por halagarnos tanto, sino por el hecho de haber atendido a una necesidad tras ponernos de acuerdo y haber contado con el apoyo de toda la comunidad".

Tras agradecer a la comunidad por su apoyo, el religioso informó que con dichos fondos "también se pudo adquirir una impresora con un cartucho de repuesto; y una casa de computación nos donó una resma de papel, para sumar a los equipos de alta complejidad"

Comentá la nota