En el servicio de salud se sintió poco la huelga

El grado de acatamiento en nosocomios de Capital e Interior en el primer día de paro fue prácticamente nulo. Desde el Gobierno criticaron el "capricho" de Atsa y anunciaron la convocatoria de la Mesa Laboral con otras entidades gremiale
El acatamiento a la medida de fuerza convocada por la Asociación de Trabajadores de la Sanidad (Atsa) tuvo en la víspera escaso acatamiento en las principales ciudades de la Provincia, tal cual lo aseguraron diferentes organismos públicos que hicieron un relevamiento del grado de impacto de esta medida de fuerza aplicada en los establecimientos públicos.

El paro implemantado - que culminará mañana- se implementa pese a la conciliación obligatoria entre el gremio y la cartera sanitaria, dictada el pasado martes por la Subsecretaría de Trabajo de la Provincia..

"La medida de fuerza es casi nula”, aseveró a EL LIBERTADOR Edgar Barbero, director de Personal del Ministerio de Salud Pública. El funcionario aseguró que “en las primeras horas de la mañana hay informaciones que en el hospital Pediátrico ‘Juan Pablo II’ y en ‘Ángela Iglesia de Llano’, no hay gente que realice la medida. Por otro lado en el ‘José Ramón Vidal’, si bien hay personal que se plegó a la medida de fuerza, el servicio funciona sin inconvenientes en tanto que la última información llegada desde el hospital Escuela ‘General San Martín’ es que sólo algunos servicios de consultorios externos son los que están de paro”.

Otro dato que aportó Barbero es que en el Interior el acatamiento del paro es muy bajo. “Nosotros estamos dispuestos a seguir avanzando con la meta fijada en esta gestión que es la de mejorar en todo concepto el servicio de salud en territorio provincial. Se trabaja en la ley de carrera sanitaria, en la regularización de los trabajadores precarizados en lograr establecer figuras en las diversas áreas, pero lamentablemente desde le gremio dejan todo supeditado a una suba salarial que en este momento la Provincia no puede afrontar”, señaló.

En sentido, señaló que para mañana se convocó a una reactivación de la Mesa de Relaciones Laborales. El encuentro está previsto a las 19, en la sede de la Subsecretaría de Trabajo. Dirigentes de Unión Personal Civil de la Nación (UPCN), de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) como de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) participarán del cónclave. En el caso de ATSA, Barbero señaló que “al igual que el resto también fue convocado, aunque obviamente su participación está supeditada a que depongan la medida de fuerza que se extenderá hasta el viernes”.

Asimismo, el profesional que conforma la mesa mediadora subrayó: “Pase lo que pase, si no se acata el dictamen de Trabajo, en el transcurso de la mañana se pedirá que se dictamine la ilegalidad de la medida”, remarcó el funcionario y explicó que “A partir de allí pasan a estar fuera de la ley, así que todo acto que se tome fuera de esta conciliación, se convierte en un delito”. De avanzar con el dictamen, los trabajadores sanitarios que acaten el paro, se volverán actores susceptibles de apercibimientos y sanciones.

Comentá la nota