SERVICIO PUBLICO “El agua no alcanza”, dijo el titular de Obras Sanitarias

“El agua no alcanza”, aseveró el director de Obras Sanitarias municipales, Alberto Masa, para explicar los inconvenientes que presenta este servicio público en distintos puntos de la ciudad. Los motivos centrales, según la opinión del funcionario, son: consumo excesivo por parte de algunos vecinos y no poder dar más presión a la red por temor a generar roturas o filtraciones en las viejas cañerías.
Mientras tanto, a un mes del verano, los problemas son innumerables en distintos puntos de la ciudad, que deben soportar días enteros con apenas hilos de agua saliendo de sus canillas, en condiciones agravadas respecto al panorama que se presentaba años anteriores.

El titular de OSM contó que, ante la gravedad del problema planteado, desde el municipio “estamos implementando distintas políticas para concientizar a la gente que deben cuidar el agua, porque no alcanza y no alcanzará nunca en la medida que no se cuide”.

“Salir a recorrer las calles de Junín durante las tardes y noches pone la piel de gallina, y el boca a boca con el vecino lo hago personalmente, más allá que haya inspectores apoyando esta política firme”, remarcó.

Por otra parte, Masa aseguró que “el intendente Meoni no quiere cobrar multas ni retirar los elementos que se están utilizando como mangueras o hidrolavadoras. Esta semana, por la tarde, un vecino estaba con este elemento lavando la vereda, algo insólito y hasta cómico”.

“El agua no alcanza”, reiteró, pese a las obras que se han realizado y que a continuación detalló: “En lo que va de la gestión de Meoni, en 2005 se incorporaron cinco pozos nuevos, en el 2006 se hicieron seis y en los últimos dos años cuatro más. Si bien son de menor caudal que los anteriores, para obtener mejor calidad de agua, no tenemos dudas que alcanzaría si se cuidara”.

El titular de OSM dijo que “estamos bombeando 36 millones de litros diarios, pero estamos tirando un gran porcentaje, y si hacemos veinte pozos más, tampoco va a alcanzar”. No obstante, hace poco tiempo el intendente Meoni anunció que no se colocarán más medidores de agua en la ciudad.

Presión y

cañerías

Por otra parte, Masa reiteró que “para lavar veredas, están habilitados los días martes y sábados hasta las 10 de la mañana, horarios que no tienen consumo pico en los domicilios. Por eso, se autoriza a hacer los lavados en estas jornadas”.

“Por una razón física, si en momentos claves todos tienen abierta una canilla, en algunos lugares no va a llegar el agua, por más presión que se pueda ejercer a las cañerías. Tampoco se puede exagerar en esto, porque ya tenemos inconvenientes de que se revienten los caños. Así que debemos ser medidos en la presión, sin superar los 18 metros”, explicó.

Al respecto, agregó que “en algunos sectores, las cañerías datan de los años ’50, y las uniones de esos caños que se construían, es de suponer que a esta altura ya tienen una fatiga. Si hacemos mucha presión, corremos el riesgo de romperlas o que surjan filtraciones”.

Comentá la nota