El Servicio Local por los Derechos del Niño recibe más de 100 denuncias por mes

Están involucrados desde recién nacidos hasta adolescentes. Son casos de chicos víctimas de violencia familiar, maltratos y abuso sexual. Hay una guardia activa las 24 horas. Las denuncias son confidenciales.
En septiembre del año 2005 fue aprobada la ley de Protección Integral de los Derechos del niño como por ejemplo ser oídos y se estableció que su opinión sea tenida en cuenta. De esa manera quedó superada la Ley de Patronato de Menores, ley 10.903 de 1919, que permitía al Estado disponer de un menor, acusado o víctima de un delito, "si se encuentra material o moralmente abandonado o en peligro moral". La nueva ley indica claramente que la falta de recursos materiales de los padres o responsables de los chicos "no autoriza la separación de su familia (...) o con quienes mantenga lazos afectivos, ni su institucionalización". Además, en su artículo 3, les reconoce a las personas de hasta 18 años "su condición de sujeto de derecho". Dice que se debe respetar "su centro de vida", el lugar donde viven, y en el artículo 24 se explica que el derecho "a opinar y ser oído" se extiende a todos los ámbitos en los que se desenvuelven, tanto familiar y comunitario, como escolar, científico, cultural y deportivo.

Desde hace un año funciona en Balcarce un nuevo equipo al frente del Servicio Local de Promoción y Protección de los Derechos de Niños y Adolescentes, espacio desde el que se atienden todas las situaciones de vulnerabilidad en nuestra ciudad y donde se coordinarán los programas sociales y acciones específicas con un sólo objetivo: que ningún chico balcarceño sea vulnerado en sus derechos. Consultada por el diario La Vanguardia, la abogada María Alejandra Alustiza, titular del servicio, cuenta que el grupo está conformado por una psicóloga, un mediador, una trabajadora social –Martinica Rodríguez-, dos operadoras y una administrativa. "Este servicio trabaja en función de la ley 13.298 que habla sobre la vulnerabilidad y el riesgo al que están expuestos los menores de nuestra comunidad. Cuando hablamos de estos temas nos referimos al maltrato que pueden recibir los chicos en su casa, la escuela, o en otros ámbitos. Por eso trabajamos de manera articulada con el Juzgado de Paz, la Fiscalía, y la policía de Balcarce", dice Alustiza y agrega: "esto no es sólo un problema de los que menos recursos tienen, pasa en todos los sectores de la sociedad, incluso en los de mayores ingresos".

Comentá la nota