Servicio esencial Siguen las quejas por el servicio de agua y cloacas

Un vecino del Barrio 25 de Mayo relató a EL DEBATE, las peripecias por las que tiene que pasar para poder contar con agua potable en el tanque y todo lo relacionados con las cloacas y pluviales. Debe efectuar erogaciones de su bolsillo para tener un servicio digno.
Cada vez son más los vecinos que se refieren a los inconvenientes generados por la mala prestación del servicio que brinda Aguas de Zárate, relacionados con la provisión del vital elemento, como así también con la obsolescencia de las redes cloacales y pluviales.

Un ejemplo de ello se pudo constatar tras una entrevista que mantuvo EL DEBATE Con Leandro Celoria, quien reside en el Barrio 25 de Mayo y relató sus peripecias.

El vecino destacó que "para empezar, no contamos con agua durante los meses de verano, eso viene aconteciendo desde hace por lo menos 4 años a esta parte".

Por dicho motivo se vio obligado a "realizar la compra de una bomba centrífuga, e instalar un tanque a nivel del suelo (para que durante la noche/madrugada se pueda llenar) y así poder enviar agua al tanque principal de la casa".

Indudablemente eso generó un valor extra en sus gastos, aunque obligado a ello por la falta de servicio que debía haber sido provisto por la compañía.

"No se cual será el valor actual de una bomba, más la cañería, pero era indispensable –añadió Celoria- ya que este problema también empezó a generarse en invierno, según dicen porque hay mucho consumo de luz y no pueden abastecer a las bombas extractoras". Respecto a las cloacas, Celoria puntualizó que "desde hace ya 3 ó 4 años y al menos dos veces al año se tapan las cloacas. Hacer un reclamo a Aguas de Zarate, es una pérdida de tiempo porque para solucionar el problema tardan entre 10 y 12 días, porque dicen que tienen muchos reclamos".

Y añadió "es peor que vivir teniendo pozo séptico, porque al menos en esos casos uno sabe a qué atenerse. Sin embargo, teniendo el ‘servicio’ cloacal igualmente tenemos que llamar a un pocero para que venga a destaparla, porque la empresa Aguas de Zárate se desentiende del problema. Esto genera una erogación de 120 pesos, por lo tanto debo recurrir a un privado, cuando hay que pagar una tasa para tener un servicio que finalmente no me prestan". Al respecto de esto último indicó que "mi decepción ante la falta de prestaciones por parte de Aguas de Zárate hizo que dejara de pagar la tasa, ya que consideraba que estaban incumpliendo con sus tareas. Pero allí se mostraron diligentes y hace poco recibí una intimación por una deuda de 700 pesos, la cual estoy abonando en cuotas. De todos modos, siguen sin brindarme el servicio por el cual pago".

Celoria añadió que "cada 10/12 días hay que llamar a un camión para que se lleve los desechos cloacales porque está todo tapado y aparentemente, hay un caño roto en la entrada del ‘caño madre’ que nadie se ocupa de arreglar, con los perjuicios que ellos genera a los usuarios". Finalmente, el vecino puntualizó otra de sus preocupaciones al expresar que "en la puerta de mi domicilio tengo una boca de tormenta que –supuestamente- es para llevarse el agua de lluvia, pero desde el año 2000 en que compré la propiedad, nunca la limpiaron y no quiero imaginar que hay allí abajo, lo que sí les puedo asegurar es que el olor que proviene de las cloacas sale por esa boca de tormenta, todos los días del año y cuando hace calor y llueve el olor se hace insoportable, a punto tal que es imposible abrir la ventana de mi dormitorio".

Celoria, destacó que "estos contratiempos han sido manifestados oportunamente ante la empresa, he realizado varios reclamos, pero nadie parece darse por enterado", concluyó con desesperanza.

Comentá la nota