Una serie policial que causa furor

La serie de la TV estatal desató nuevas tensiones después de las críticas de Ankara por la guerra del invierno pasado en Gaza, y de la decisión de la semana pasada de excluir a Israel de un ejercicio aéreo planificado por la OTAN.
Israel protestó formalmente ante Turquía ayer por la exhibición de una serie de televisión que el canciller Avigdor Lieberman dice que constituye una "provocación" al incluir repetidas escenas de ficción de acciones crueles y bárbaras por parte de los soldados israelíes. La serie, emitida por la televisión turca estatal, desató nuevas tensiones después de la decisión de la semana pasada de Ankara de excluir a Israel –a quien Turquía ha criticado severamente por la guerra del invierno pasado en Gaza– de un ejercicio aéreo planificado por la Otan.

La primera cadena de la televisión pública turca, TRT 1, difundió el martes, a una hora de gran audiencia, un episodio de una serie que desató la ira de Lieberman y el malestar del primer ministro, Benjamin Netanyahu.

En el episodio de la serie se ve a niños palestinos que tiran piedras contra soldados israelíes, que responden con tiros, matando a varios de ellos, entre los cuales hay una niñita que sonríe antes de su último suspiro.

También muestra a soldados israelíes cuando matan a un recién nacido en los brazos de su padre, poco después de su nacimiento en un edificio en ruinas, debido a que la pareja no pudo trasladarse a un hospital. En una secuencia abreviada exhibida en YouTube de la serie Ayrilik se ve a un soldado matar gratuitamente a una niña desde muy cerca. En otra, los palestinos aparentemente están por ser ejecutados por un pelotón de fusilamiento. La audiencia de la serie es por el momento marginal: ocupa el puesto 97 en el ranking de programas.

Lieberman decidió al día siguiente convocar a Ceylan Ozen, el encargado de negocios turco en Tel Aviv, en ausencia del nuevo embajador, que aún no asumió sus funciones. "Israel no puede aceptar incitaciones al odio contra su Estado y sus soldados. Incitaciones que pueden desembocar en atentados contra los numerosos turistas judíos e israelíes que viajan a Turquía", declaró el jueves, tras esta audiencia, Naor Gilaon, el vicedirector de Europa occidental del Ministerio Exterior israelí.

Por su parte, Netanyahu declaró a los periodistas: "Nos sentimos también molestos, es lo menos que se puede decir, por lo que hemos visto estos últimos tiempos de parte de Turquía". "Esto plantea la pregunta: ¿qué dirección toma la política de Turquía? Esperamos que sea hacia la consolidación de la paz, no de los extremismos", añadió.

Lieberman dijo esta semana que la emisión era "una incitación muy seria bajo el patrocinio del gobierno" y añadió: "Tal serie, que no tiene la mínima relación con la realidad y que presenta a los soldados israelíes como asesinos de niños inocentes, no merece ni ser exhibido por Estados enemigos y por cierto no en un Estado que tiene relaciones diplomáticas totales con Israel". El periodista islamista Hakan Albayrak, consejero de los productores de la serie, defendió su contenido. "¿Por qué las escenas de matanzas serían exageradas? ¿No se puede hablar de un Estado que cometió matanzas?", preguntó Albayrak.

Las relaciones entre Israel y su principal aliado entre las naciones musulmanas han sido muy dañadas por la crítica turca de la ofensiva militar contra Hamas en Gaza. En enero, Tayyip Erdogan, el primer ministro turco, se levantó y se fue de un panel de discusión televisado en Davos, en el que el presidente de Israel, Shimon Peres, había estado defendiendo la operación militar.

El ejercicio aéreo de la OTAN planeado para esta semana fue cancelado después de que Estados Unidos e Italia se negaran a tomar parte en respuesta a la decisión turca de prohibir a Israel. Erdogan dijo más tarde que las "sensibilidades diplomáticas" habían llevado al gobierno a detener la participación de Israel.

Selcuk Cobanoglu, el productor de la serie, les dijo ayer a los medios israelíes que se aclaraba antes de cada episodio que la producción era ficción. La serie no tuvo la intención de denigrar a las fuerzas de defensa de Israel en general, sino sólo a un grupo que había asesinado a niños palestinos. Añadió: "Es muy importante que enfatice que queremos al pueblo de Israel. Queremos a los israelíes".

Comentá la nota