Sería por noventa días: El municipio podría impulsar una emergencia económica

Anoche continuaba hasta pasadas las diez de la noche, una amplia reunión del gabinete municipal, en la que se analizaban medidas extremas para paliar la afligente situación económica de la comuna. Buscarían jubilar de forma anticipada a un número no determinado de empleados.
El gobierno de la intendenta Liliana Denot analizaba ayer en reunión de gabinete, que se extendió varias horas durante la tarde y noche, y que incluyó a las máximas autoridades de la Delegación Lezama, la adopción de diversas medidas de extrema urgencia, tendientes a afrontar la muy grave situación económico – financiera, que ya le impide el normal funcionamiento, lo que es evidente con sólo observar la deficiente prestación de servicios.

Si bien no existió información oficial, y la presencia de la dirigencia del radicalismo lezamense hizo pensar en un principio en novedades que tuvieran que ver con la posible división territorial del distrito, fuentes consultadas por este diario permiten adelantar que se buscará disponer la emergencia económica, herramienta que de ponerse en práctica, permitiría aplicar una serie de medidas tendientes a aliviar el asfixiado presupuesto comunal. Por ejemplo, con la jubilación anticipada de distintos agentes, entre otras cuestiones.

La intención del gobierno municipal sería la de disponer la emergencia económica por un plazo de noventa días. En ese marco, desde el oficialismo manejan distintas posibilidades para poder terminar el año, y pasar el verano, en un municipio en el que prácticamente el ochenta por ciento del mismo (algunos hablan de algunos puntos más) deben ser destinados al pago de salarios.

Comentá la nota