"Sería muy malo irse ahora"

Tras los rumores sobre un distanciamiento con Maradona y la posibilidad de que dejara su cargo, Carlos Bilardo aseguró que no piensa en alejarse
A falta de hechos, el viernes se pobló de rumores sobre el futuro inmediato del seleccionado después del sacudón sufrido en La Paz. Más bien, sobre las relaciones en su cúpula de conducción, y puntualmente entre Diego Maradona y Carlos Bilardo. Disparadas por la distancia que los separó durante estos últimos días de actividad del plantel y por enigmáticas palabras del DT campeón del mundo hace una semana -dijo que en diez días daría a conocer algo importante-, esas especulaciones hablaban de un posible paso al costado del secretario técnico. Tras unas horas de silencio de radio , Bilardo atendió a LA NACION pasadas las 21. Habló como siempre: fue directo algunas veces y ambiguo muchas otras, pero insistió en que esa idea no pasó por su cabeza.

"Y... vamos a tener que arreglarlo entre todos. Se ve cómo se soluciona y hay que ver qué punto de vista, el técnico, el táctico, el físico...", soltó apenas se aludió al mal momento anímico del equipo después del 6-1 y a lo que se hizo en la preparación para jugar en la altura. "Estuvimos, estuvo el doctor Lentini, que es experto en eso, se hicieron estudios con los jugadores. Yo, si me preguntan, contesto; si no, no. Lo dije siempre. Hablé como una hora con Lentini y llegamos a la conclusión de que cada uno responde diferente".

-¿Usted está de acuerdo con la forma en que se preparó el partido?

-Se mandó gente antes a preparar todo... Después todo salió perfecto. No se falló en nada. Fue gente a La Paz antes que nosotros. Se hizo lo que se hizo siempre. Escuché fisiólogos que dijeron que Maradona hizo muy bien con ese plan de llegar un poco antes.

-¿Cómo explica lo que pasó en ese partido?

-Yo a los diez minutos veía que la cosa venía mal. Me decía que termine esto . Cuando hicimos el gol dije puede ser ... pero era mucha diferencia. ¿El planteo? A mí sobre la selección no me vas a escuchar opinar. No me corresponde.

-¿La altura fue determinante?

-La altura influye, es lógico. Hay algunos que nunca jugaron allí. Puede haber influido.

-¿Cómo está su relación con Maradona?

-Estamos bien. Esa es una cosa que no entiendo... No entiendo qué es lo que dicen, pero esto viene desde el primer día. Hablamos cuando tenemos que hablar, almorzamos juntos, cenamos juntos. No sé por qué dicen que hay problemas. No sé de dónde salió eso.

-Llamó la atención que en Ezeiza usted no usara la ropa oficial y estuviera un poco al margen...

-Yo no me pongo nunca la ropa oficial. Sólo afuera, cuando estuvimos en Glasgow. Acá no. Allá estábamos los dos juntos.

-¿A usted le gustaría tener más participación en las decisiones?

-No sé, éso es una decisión... Empezamos a hablar así, surgieron los problemas y yo nunca quise hablar de nada. Si me preguntan, opino.

-¿Y alguien de la AFA le dijo que se involucre más?

-No, no. Hasta ahora nadie me dijo nada. Yo hablo de lo que me corresponde y hago lo que me toca. Buscar esto, aquello, que estén todos bien. Y ya está.

-¿Maradona lo consulta?

-Sí, a veces sí. Me pregunta.

-Un rumor habló de que tal vez usted estaba pensando en irse.

-Ni loco... Nunca dije eso. Le doy veinte mil pesos al que diga que escuchó que yo haya dicho que iba a renunciar. Me dijeron que eso salió antes del partido con Bolivia. Sería muy malo irse en este momento. Hay que seguir siempre. También dijeron que discutimos con Maradona desde el primer día. Nada, no pasa nada. No me voy ni loco. Se entendió mal cuando dije que en diez días iba a decir qué era lo que pasaba. Pero no tiene nada que ver con el fútbol. Son tres cláusulas que me tienen que poner en el contrato, que tienen que aceptar o no.

-¿De qué se trata?

-Son cosas que se están estudiando, pero nada grave.

-¿Y de que le acepten eso dependerá que usted siga o no?

-No, nada que ver. Insisto, no es importante, no hay ningún misterio.

-¿Piensan reunirse pronto?

-No, no sé nada. Hace dos días que no salgo de mi casa, pensando qué pasó. Le dije a Diego, cuando terminó el partido: "Diego, una vez en la vida esto pasa, olvidate". A mí me pasó con Camerún. El asunto, ahora, es salir.

-¿Cómo lo vio a Maradona?

-Mal. Como yo. Igual. Si perdemos, nos volvemos locos. Lo llevamos en la sangre.

-¿Piensa hablar con él pronto?

-Sí, sí... Yo recuerdo palabras de Mimicha Reutemann una vez: "Con mi marido, cuando le va mal, hasta el miércoles no puedo hablar", dijo ella. Yo soy igual, quiero esperar, no quiero hablar. No estoy en casa tirado, estoy pensando qué hacer para salir. Lo único que queda es agachar la cabeza y salir para adelante.

* "La selección le queda grande", dijo Chilavert

En declaraciones a la emisora Unicanal, de Paraguay, José Luis Chilavert criticó con dureza a Diego Maradona. "Solamente gritando y manejando ciertas cosas no se puede conducir a un grupo de personas. Con los nombres no se gana más, hay que trabajar. La selección a Maradona le queda grande", dijo el ex arquero. Y agregó: "Es muy difícil que una persona que ha caminado por el abismo por culpa de la droga esté tan equilibrada, o sea que la incoherencia va a ser muy común en él."

Messi preocupa al Barça

"Los viajes, los cambios de horarios, la altura, la presión... Son muchas cosas", dijo Tito Vilanova, ayudante de campo del DT Guardiola, sobre los inconvenientes que le generan los viajea a Lionel Messi. Empero, evitó polemizar con Maradona: "Es normal que lo quiera hacer jugar el máximo de minutos; yo haría lo mismo".

Comentá la nota