El oro sería llevado a Punta Quilla

Se espera que durante el fin de semana y la jornada del lunes se culminen las tareas que estarían avanzadas en un 50 por ciento. El clima favorece de gran forma a los trabajos de los buzos.
Un equipo de buzos profesionales rescató en los últimos días los primeros canastos que guardan lingotes de oro y plata desde la bodega del buque chileno "Polar Mist", hundido el 18 de enero a 80 metros de profundidad en el Atlántico Sur, 40 km. al norte del acceso oriental al Estrecho de Magallanes.

Sobre el operativo de rescate de la valiosa carga, el Prefecto Principal Roque Mandatto dijo que si el viento "no complica las tareas" del equipo el próximo fin de semana estarían finalizadas.

La función de Prefectura Naval en el operativo de recuperación de la carga del Polar Mist como autoridad marítima y en cumplimiento de una orden judicial es la "fiscalización de todas las tareas y el cumplimento del plan de rescate".

Las autoridades de Prefectura tienen comunicación permanente con el remolcador de bandera Vanuatu "C-Sailor", ya que se encuentra a bordo de la nave personal de la institución que custodia las aguas de nuestro país.

El "C-Sailor" tiene bandera de Vanuatu, que es un país localizado en el Océano Pacífico Sur, a 1.750 km al este de Australia.

Luego que finalice la recuperación de la carga, esta será trasladada al Puerto de Punta Quilla en la localidad de Puerto Santa Cruz, desde donde partió en enero pasado.

El traslado de los lingotes de oro y plata será a Punta Quilla por una cuestión de "logística" y porque cuenta con elementos técnicos, explicó el Prefecto Principal Mandatto.

Hace 4 días que los trabajos de rescate comenzaron a 40 kilómetros de las costas de Río Gallegos.

Recate

Los buzos encargados de la tarea deben sumergirse unos 80 metros de profundidad y se estiman varias y arduas jornadas de trabajo para poder recuperar cada uno de los lingotes de oro.

El rescate se realiza luego de constatar que la valiosa carga se encontraba en el interior del Polar Mist.

La embarcación con 9,4 toneladas de oro y plata, valuadas en 17,6 millones de dólares, se fue a pique el 18 de enero pasado, a 40 Km. de la costa de Santa Cruz. Fue considerado en aquel momento un misterioso naufragio tras un temporal, en un hecho que aún no fue esclarecido, y levantó sospechas sobre las circunstancias en que se produjo.

Comentá la nota