"Sería un hecho histórico"

El titular de la Cátedra del Agua de la UNR, Aníbal Faccendini, pidió que el Estado convoque a la ciudadanía antes de decidir los incrementos. Aclaró que no está en contra de las subas, sino que impulsa un mecanismo democrático.
Organizaciones de defensa de los consumidores instaron a la provincia a realizar una audiencia pública antes de aplicar aumentos en las tarifas de agua y luz, y también propusieron que se segmente la tarifa de acuerdo con la capacidad de pago del usuario. La Cátedra del Agua de la Universidad Nacional de Rosario, la Asamblea por los Derechos Sociales (aDH), la Asamblea Provincial por el Derecho al Agua y la Multisectorial Rosario por el Agua reclamaron que el gobierno convoque a la ciudadanía antes de poner en marcha el incremento en las tarifas de Aguas Santafesinas y Empresa Provincial de la Energía (EPE). El director de la Cátedra del Agua de la UNR, Aníbal Faccendini, aseguró que los organismos mencionados no están en contra de las subas, sino que soliciten que se realice la audiencia pública, a la que calificaron como "un hecho histórico, porque hace más de 25 años que Santa Fe no realiza audiencias públicas antes de aumentar un servicio. Fomentaría la comunicación entre las empresas, el Estado y la gente", aseguró. De este modo, salieron al cruce del anuncio del Ministro de Aguas y Servicios Públicos y Medio Ambiente, Antonio Ciancio, sobre incrementos paulatinos en el servicio.

"Planteamos que ante las versiones de aumentos en los servicios, sería una gran oportunidad realizar audiencias públicas para que la gente pueda saber de qué se trata, qué alcance tendrá y cuál es la razón por la que se suben los impuestos", afirmó Faccendini, quien recordó que "en Santa Fe, durante el siglo XX, nunca se hicieron este tipo de audiencias antes de llevar adelante los aumentos de luz, agua y demás servicios". Para el titular de la Cátedra del Agua, "nada impide que el Estado convoque a estas audiencias".

Además, Faccendini propuso que el Ministerio contemple la segmentación de la tarifa de acuerdo a las zonas de residencias de los habitantes. "El que más tiene, que pague más", apuntó Faccendini, quien participó de la conferencia de prensa junto a Santiago Jacinto, de la Multisectorial del Agua; Ruth Kroter, de la aDS; y Oscar Ochoa, de la Asamblea por el Derecho del Agua.

"Yo creo en lo que dice el Estado sobre el problema del déficit de la empresa ASSA por el congelamiento de la tarifa", aclaró Faccendini, quien consideró que "eso no quita que se llame a audiencias públicas para que la gente sea escuchada y se logre llegar a un consenso comunitario. Así seguiremos defendiendo lo que queremos. No queremos una empresa deficitaria y privatizada, queremos que ASSA siga siendo eficiente", dijo.

Por otra parte, aseguró que la idea no es cuestionar si el aumento que plantea el gobierno es correcto o incorrecto, sino que "se plantea que las audiencias serían útiles para saber la razón del incremento, porque es el mejor camino de legitimidad, y le sirve a toda la comunidad". En ese sentido, Faccendini recordó el artículo 42 de la Constitución Nacional de 1994, donde se establece la "necesidad de participación de los ciudadanos" en las decisiones del Estado.

Las asociaciones de defensa del consumidor sentaron ayer su posición sobre los inminentes aumentos de tarifa, anunciados a principios de esta semana por el ministro Ciancio, quien indicó que durante 2010 las subas en los servicios de luz y agua serán "paulatinas". Además, recordó que, en el caso del agua, hay un atraso de más del ciento por ciento. Indicó que el proceso de obtención y distribución cuesta un peso cada mil litros, mientras se está cobrando 43 centavos. Sobre el aumento de la luz, el ministro aclaró que "no será una suma exagerada", pero apuntó a que "los insumos son muy costosos y se venden en dólares".

Comentá la nota