Seria denuncia de Capitanes de Pesca

La falta de convenios colectivos de trabajo que reglamenten la pesca, con el consiguiente vacío legal, el alarmante incremento de las tareas en negro y la simulación de datos asentados en recibos de sueldo, que sólo liquidan una parte de los haberes, son algunas de las denuncias que formuló el dirigente Jorge A. Frías, secretario gremial en lo nacional de la Asociación Argentina de Capitanes Pilotos y Patrones de Pesca en amplio comunicado que tituló "la pesca en blanco".
La declaración de fuerte tono crítico, comenzó señalando que desde hace varios años la organización gremial, intenta que el sector empresario comprenda que "los capitanes son trabajadores no gerentes según la ocasión" y que tienen la responsabilidad de salvaguardar el importante capital que representa un buque pesquero, buques que por distintas maniobras han incrementado su valor a través de las toneladas de captura con las que actualmente cuentan; también, en ese párrafo, habla de la suprema tarea que tienen de proteger la vida de la tripulación.

Jorge Frías señaló que lo que vienen reclamando es "que un capitán no puede contar con un salario básico menor al costo de la canasta familiar y que el valor del franco debe guardar relación con lo percibido por marineros y conductores". Y como ejemplo, denunció: "La dolorosa realidad de reflejar solamente en el recibo de sueldo una parte de lo que ganan los oficiales, como también los demás tripulantes, genera desde hace años serios perjuicios a los trabajadores, y en consecuencia a la obra social, Os Pesca y sindicato". Luego agregó: "Si bien esta práctica no la realiza la totalidad de las empresas, sí lo hace una importante cantidad de ellas".

"Otra modalidad que también provoca las mismas consecuencias, es apelar a valores no remunerativos con denominaciones que llegan a ser descaradamente incoherentes, como llamarlos adelanto 1,2 y 2, a cuenta de futuros aumentos y otros: de esta forma disimulan un poco la irregularidad beneficiándose sólo el empleador, ya que al no ser el monto parte remunerativa no se toma como parte del salario y de esta manera, por ejemplo, no se considera para créditos financieros", detalló el dirigente gremial.

Los trabajadores son parte de esta irregularidad, pero también "debemos agregar que quienes tienen que controlar estas situaciones no lo hacen con eficiencia, cayendo también en la complicidad de la evasión, Los funcionarios no son pasibles de las presiones que se ven obligados a aceptar los trabajadores, entre ellas perder el trabajo; a esto le llamamos obediencia debida".

Frías denunció que algunos empresarios justifican sus argucias para mantener al trabajador en negro aduciendo que "el salario blanqueado disminuye por el impuesto a las ganancias. Y esto es grave -acotó-, porque también repercute en los aportes jubilatorios y el monto que percibirá en el futuro cuando el trabajador deje la actividad. Además, esta práctica, es desleal con aquellas empresas similares que tienen a sus trabajadores absolutamente blanqueados".

El secretario gremial nacional de Capitanes Pilotos y Patrones Pescadores, expresó que "la premisa del sindicato sigue siendo alcanzar la justa retribución jubilatoria a través de toda gestión posible ante las áreas de competencia, pero insistiendo en la concientización de trabajar sobre los topes estipulados, hoy $ 8.711".

En la parte final, Frías declaró que "para que se encuentren soluciones a la crisis del caladero argentino, la industria pesquera debe tomarse como un todo y no individualmente, el recurso pesquero se debe cuidar conjuntamente con el recurso humano. La Patria no termina en las orillas de las playas: se extiende hasta las 200 millas marinas y la pesca es un recurso natural que sí pertenece a todos los argentinos".

Comentá la nota