Sergio Sturzenegger defendió su gestión al frente de la Imprenta

El director de Imprenta y Boletín Oficial, Héctor Sergio Sturzenegger, ratificó que el organismo sigue funcionando en el mismo edificio, que no cuenta con fondos para repararlo, y que próximamente será demolido, para ejecutar el proyecto de un nuevo edificio.

Sturzenegger señaló que el organismo gira bajo la órbita del Ministerio de Infraestructura, y de esta forma rechazó de plano las duras acusaciones realizadas por la secretaria general del Sindicato Gráfico, Cristina Molina.

El funcionario dijo que todas las máquinas en desuso fueron dada de baja, quedando en guarda dentro del edificio, porque forman parte de un futuro Museo Gráfico, del que la Secretaría General tiene conocimiento, porque integra uno de los puntos del Proyecto de Reequipamiento Tecnológico.

Asimismo, sostuvo que en la repartición no se reportan accidentes laborales en los últimos tiempos que tengan que ver con problemas eléctricos, ni por el mal funcionamiento de la maquinaria, admitiendo que también se desinfectó el edificio para evitar la proliferación de palomas, y se tomaron medidas para prevenir la gripe A.

Por otra parte, Sturzenegger manifestó que para la actualización tecnológica de maquinarias, se adquirieron con recursos genuinos de hasta 150 mil pesos anuales por publicaciones e impresiones, con los que también se cubren todos los gastos e insumos necesarios para el funcionamiento de la dirección.

Dijo que con el equipamiento (PC, fotocopiadoras, laminadoras, etc.), permitió la digitalización del Boletín Oficial desde 1999 a la fecha, creándose una Red Interna de Informática, conectada a Internet, con todos los beneficios que puede brindar a los usuarios que lo soliciten.

Finalmente, el funcionario agradeció al personal de la Imprenta que, "a pesar de desarrollar sus tareas en un edificio antiguo, pone toda su capacidad y buena voluntad para que se concreten los trabajos".

Citó a la publicación de libros de más de 20 escritores riojanos, con un tiraje de 5 mil ejemplares; alrededor de 10 mil módulos para distintas capacitaciones de la DOCA y la impresión de 500 formularios para el Censo 2008, entre otros trabajos de relevancia.

Comentá la nota