Sergio Massa: "Si tuviera que aconsejar a Kirchner, le diría que vaya a lo de Tinelli".

El intendente de licencia de Tigre recorrió con su esposa, Malena Galmarini, los canales del distrito como parte de su campaña electoral. El es cuarto en la lista de Kirchner, y ella, que se ha transformado en su mano derecha en el municipio, se presenta para una banca de concejal. PERFIL los acompañó para ver cómo se mueve el matrimonio político. Massa no quiso decir si asumirá su banca en diciembre y se expresó a favor de "defender a las empresas argentinas".
"¿Qué te pashaaa, Perfil? ¿Estáshh nervioooso?", grita el jefe de Gabinete, Sergio Massa, sobre la explanada de la estación fluvial de Tigre. Enseguida, lanza una carcajada. Lo acompañan su mujer, Malena Galmarini, candidata a concejal por el distrito, y sus dos hijos Milagros, de 6 años, y Tomás, que, casualmente, ayer, cumplió 4 años. Como si fuera un ritual, Massa y su esposa participan al menos de tres actos cada fin de semana. La lancha de pasajeros, atiborrada de funcionarios locales y periodistas, parte rumbo al Parque Recreativo El Alcalza, en la intersección del Río Sarmiento y Luján. Es el primer tramo del trayecto. La conversación con el intendente en uso de licencia y su esposa transcurre allí.

—¿Habrá más intervención del Gobierno en la economía luego de los comicios?

—No, sólo cuando sea necesario.

—Con la pelea con Techint, ¿hay un giro en la estrategia electoral contra el empresariado?

—Hay que cuidar a las empresas argentinas. Tenemos que seguir el modelo brasileño que tiene un fondo de aporte previsional que sirve para motorizar su economía. Tenemos que lograr que ANSES sea lo mismo.

—¿Asumirá la banca si es electo diputado?

—Voy hacer lo que me pidan los vecinos de Tigre.

—Ya fue electo como legislador en 2005, y no juró...

— Será porque la gente cree que es más importante el trabajo que puedo hacer como miembro del Poder Ejecutivo.

Galmarini no piensa distinto. "Quiero que Sergio sea feliz con lo que tenga ganas y puede serlo, haciendo cosas por su país, por la provincia o su municipio", admite su mujer aunque reconoce que, en algunas ocasiones, la política le provoca "muchos sacrificios" en su vida familiar.

Malena, hija del ex secretario menemista Fernando "Pato" Galmarini, conoció al actual jefe de Gabinete a los 23 años cuando estudiaba medicina. Luego, abandonó los manuales de anatomía y se graduó como licenciada en Ciencias Políticas. "A Sergio me lo presentó mi mamá, él militaba con Ramón "Palito" Ortega cuando quería ser presidente", confiesa la mujer que hoy encabeza la lista en el distrito de Tigre.

Malena bien podría desplazar a su marido en la conducción partidaria del distrito. Recibe cartas, atiende reclamos, reparte besos y sobre el atril se emociona hasta las lágrimas cuando recuerda que su hijo menor celebra su cumpleaños en un acto partidario. "Venimos de una familia que hace política y, a lo mejor, a veces, se extraña más y a veces menos", se justifica.

— ¿Qué piensa su padre de Massa?

—Mi papá considera que Sergio es un tipo inteligente, con talento y vocación de servicio. Se tienen mucho cariño a pesar de que la política siempre nos encontró a los dos en veredas opuestas.

—¿Le da consejos?

—No políticos. Me dice que no me ponga nerviosa y que diga lo que pienso. Me contiene y me acompaña.

—¿Por qué se postula para concejal en Tigre?

—Porque tengo para aportar todo lo que tengo para llegar a un Tigre más inclusivo. Venimos de una gestión anterior que le dio mucha belleza y estética al distrito pero no le dio la infraestructura necesaria como agua potable, cloacas y hospital municipal.

Gran Cuñado. Marcelo Tinelli confió el viernes que el gobernador bonaerense Daniel Scioli visitará la casa de Gran Cuñado. El jefe de Gabinete todavía lo evalúa .

—¿Irá al programa de Tinelli?

—Si me invitan lo voy a pensar.

—¿Le diría a Néstor Kirchner que fuera?

—Si tuviera que aconsejar a Kirchner, le diría que vaya a lo de Tinelli.

Nacha tuvo sus primeros sobresaltos en la campaña

No se conformó con visitar a los jubilados y quiso más. Buscó visitar un merendero, pero al depender de un intendente opositor, no logró reunir gente. Por eso se trasladó a diez cuadras a una vivienda en donde le prometieron juntar a algunos vecinos, pero al no haber nadie decidió suspender la actividad.

Clotilde Acosta, más conocida como Nacha Guevara visitó ayer, con estos sobresaltos, el distrito bonaerense de Morón, en su empeño por hacer una campaña con estilo propio, sin que se asemeje a las tradicionales recorridas de los políticos.

El candidato a concejal y secretario general de la ANSES Juan Zabaleta le había garantizado un almuerzo con 200 jubilados. "Lo que hay que aprovechar de ustedes es la experiencia de vida y lo digo porque soy una de ustedes, porque también soy mayor", fue uno de los mensajes de la tercera candidata a diputada nacional por el kirchnerismo.

La actriz que protagonizó Eva, El Musical acompañada de la sobrina nieta de Evita, Cristina Alvarez Rodríguez, rechazó los tallarines con tuco y la gaseosa. Pidió agua mineral y prefirió comer el postre: ensalada de fruta. "Tienen mucho para dar, volveré a escucharlos en un evento más íntimo, que es el que a mí me gusta", dijo Nacha antes de retirarse.

La segunda visita en Morón estaba prevista realizarla en el merendero Sueñito, pero no pudo reunir gente ya que depende del municipio comandado por Nuevo Encuentro, del candidato Martín Sabbatella. Por esto, decidieron reunir algunos vecinos en una vivienda a diez cuadras.

Nacha llegó al lugar a las 15,45, pero no alcanzó a bajar del auto. Al no haber ni siquiera un vecino, decidieron esperar en una estación de servicio a que algún interesado llegue. A las 16.15, pese a tocar el timbre en todas las casas, nadie se acercó a charlar con la candidata. Mientras tanto, dos mujeres inflaban globos improvisadamente e intentaron colgar afiches electorales pero el grito de una de las dueñas de las casas las frenó: "Hagan toda la película que quieran pero carteles no". Luego de varios llamados y sin ningún poder de convocatoria, decidieron suspender la charla y fueron a Ituzaingó a participar de la Exposición de Folklore, en donde el festival le garantizó varios saludos.

Comentá la nota