Sergio Massa: “Creen que la gente es tonta y va a caer en la trampa de la polarización”

Sergio Massa: “Creen que la gente es tonta y va a caer en la trampa de la polarización”

El diputado nacional y máximo referente del Frente Renovador (FR) dialogó con REALPOLITIK durante su visita al establecimiento del productor José Marinelli, en Ruta 36 y 448 de la capital bonaerense. También estaba prevista la presencia de la dirigente del GEN, Margarita Stolbizer, aunque a último momento no pudo concretarse debido a un problema de salud de un familiar.

Con la mira puesta en el programa "Bajemos los precios", Massa visitó el campo frutihortícola con otros referentes de su espacio como Daniel Arroyo, José Ignacio de Mendiguren, Jorge Sarghini, Juan Amondarain y Fernando Carballo, además de legisladores del GEN como Marcelo Díaz y Juan Cocino. 

A continuación, la entrevista completa. 

RP.- ¿A qué se debe su visita a este establecimiento frutihortícola?

La horticultura y la fruticultura son parte de la cadena de valor y además influyen muchísimo en la canasta de alimentos y en la iniciativa que estamos planteando para bajar los precios. El 40 por ciento de lo que compra una familia en alimentos y medicamentos termina siendo impuestos; y es vergonzoso que en un momento donde hay pérdida de puestos de trabajo, dificultades para llegar a fin de mes, el Estado cobre impuestos para comer.

Creemos que mirar las cadenas de valor, bajar la presión impositiva, con los 22.500 millones de pesos que el Estado nacional tiene en el presupuesto puede ayudar a generar mercado de consumo. Esto significa hasta mil pesos en una familia, hasta 460 pesos en un jubilado; y en un momento de tanta dificultad es clave que el gobierno entienda que bajar los precios no es simplemente una discusión parlamentaria: es una obligación para que la gente pueda llegar a fin de mes.

RP.- ¿Cuál cree que es la alternativa para el pequeño productor de la región, teniendo en cuenta el aumento de tarifas?

El aumento de tarifas viene acompañado de un aumento de impuestos en las tarifas. El aumento del 90 por ciento de la luz tiene como correlato el 90 por ciento de aumento en los impuestos que el Estado cobra, lo cual es absurdo. Estamos teniendo una enorme presión impositiva que viene acompañada además por la falta de crédito.

Hay que orientar los recursos del Banco Central -que hoy están orientados en la timba en las Lebac- hacia el crédito productivo, y bajar la presión de los impuestos para poner más plata en los bolsillos de la gente, son dos cuestiones fundamentales para ayudar al que produce, al que genera empleo, al que emprende todos los días.

Bajar el IVA en los once productos de la canasta básica implica devolverle el 21 por ciento a la gente de una parte importantísima de su compra, entendiendo además que en el caso de los jubilados, el 80 por ciento de lo que consumen es alimentos y medicamentos.

RP.- ¿Qué opina de la gestión en seguridad de la gobernadora Vidal?

Creo que hoy, lo más importante que tenemos es mostrarle resultados concretos a la gente. Y cuando uno visita el Gran La Plata, Berisso o Ensenada, se encuentra con una realidad: en los barrios la gente nos plantea que en tal esquina venden droga, en la otra también; hay que cambiar el Código Procesal y lugar que vende droga, lugar que pueda ser allanado directamente por el fiscal, sin mediar orden del juez de Garantías y sin tener que acudir a los procedimientos que se llaman "de urgencia".

RP.- Pareciera que es difícil para el gobierno bajar los precios...

Es un problema de decisión. El gobierno tiene que elegir: o defiende a la clase media y los trabajadores o sigue defendiendo a las mineras, por ejemplo. Porque para bajarle impuestos a las mineras no le tembló el pulso, pero cada vez que se trata de bajarle impuestos al que trabaja, al que produce, al que vive de una jubilación, el gobierno siempre plantea dificultades de tipo presupuestario.

Plantearon la ley de mercado de capitales, le bajan los impuestos a los fondos de inversión extranjeros y resulta que no le quieren bajar el IVA para comer a los jubilados. Plantearon la ley de modificación del sistema financiero, le suben las comisiones a los bancos pero no le quieren bajar a los trabajadores el impuesto a las ganancias.

Está claro que el gobierno gobierna para pocos, para los más ricos, genera concentración de la economía y nosotros necesitamos una economía que se cimente en la clase media. Porque el 72 por ciento del empleo en Argentina es PYME, porque el 80 por ciento de nuestra economía es mercado interno; entonces necesitamos que la gente tenga plata en el bolsillo para poder consumir y que nuestra economía arranque. Si la gente no tiene plata en el bolsillo la economía no va a arrancar.

RP.- Esas medidas parecieran estar más cercanas al gobierno anterior que a éste...

No, me parece que esa contradicción es falsa. En el pasado hay dirigentes que lo que tienen es que explicarle a la Justicia sus deudas, pero en el presente tenemos una deuda con la sociedad, porque a la gente la plata no le alcanza.

Yo no voy a caer en la trampa de que en Argentina se debata entre un gobierno para pocos y un gobierno de corrupción. El país tiene una alternativa, por eso construimos un equipo, una propuesta y "Un País". 

RP.- ¿Le preocupa la creciente polarización entre el kirchnerismo y el oficialismo? 

Hoy miraba un diario de tirada nacional y no es lo que, por lo menos, refleja la mayoría de los estudios de opinión pública. Creo que subestiman la inteligencia de la gente, creen que la gente es tonta y va a caer en la trampa de la polarización, pero la gente no es tonta. La gente sabe que la falsa pelea que pretenden instalar es para hacerlos elegir entre algo malo o algo peor. Nosotros estamos planteando que puedan elegir algo bueno.

Coment� la nota