Sergio Aranzábal, de Urbanitas, y la presentación de un documento para mejorar el tránsito "Hubo algunos avances, pero todavía hay un número importante de accidentes"

A través de una invitación municipal, los integrantes de Urbanitas presentarán hoy un documento con sus propuestas en el Salón Azul. Hacen hincapié en la capacitación y en la creación de un sistema de diagnóstico "actualizado, permanente y abierto".
La ONG Urbanitas presentará hoy ante la Municipalidad un documento con distintas propuestas para la mejora del tránsito ciudadano. Sergio Aranzábal, integrante de la agrupación, remarcó que uno de los objetivos es que el Ejecutivo local genere cursos de capacitación para conductores. "Se han conseguido avances en el control del tránsito, y en algunas cuestiones de infraestructura muy puntuales, pero todavía siguen ocurriendo accidentes en un número preocupante. Y creemos que en gran parte eso tiene que ver con los conductores. Buscamos que la gente esté capacitada y que sepa realmente cómo manejar su vehículo", dijo.

Urbanitas también propondrá que la capacitación práctica de los conductores se realice en el Autódromo, y no en la escuela vial emplazada en el Parque Zoológico Municipal La Máxima. "Tenemos que aprovechar esas instalaciones, ya que cuentan con las dimensiones apropiadas para desarrollar las prácticas correspondientes", consideró en declaraciones a 98Pop.

Aranzábal explicó que la presentación del documento se realizará en el marco de una invitación que Urbanitas recibió desde la Comuna. "Nos convocaron a una reunión que se llevará a cabo mañana (por hoy), a partir de las 20, en el Salón Azul de la Municipalidad", mencionó. Y enseguida aclaró que la presentación no incluirá nuevos datos, sino que será el resumen "de algunas propuestas que habíamos acercado anteriormente al Municipio. Lo que estamos haciendo es reflotarlas y resumirlas para generar un nuevo aporte".

"Esto es como en la escuela. Al alumno que no sabe, o que transgrede las reglas, primero hay que enseñarle y formarlo. Y recién después se lo sanciona si no hace las cosas bien. Pero aquí nunca hubo un curso de capacitación", opinó Aranzábal, respecto de la importancia que la instrucción debería alcanzar en el mediano plazo.

¿En qué se basará el documento de Urbanitas? "Hay algunas cuestiones que ya habíamos planteado en su momento, y que hoy creemos necesario profundizar. Por ejemplo, los cursos de capacitación o de formación para los conductores. Si bien hemos visto que se ha avanzado con todo el control del tránsito, y en algunas cuestiones de infraestructura muy puntuales, todavía sigue habiendo accidentes en un número preocupante. Y creemos que en gran parte eso tiene que ver con los conductores. Buscamos que la gente esté capacitada y que la gente sepa realmente cómo manejar su vehículo", anticipó Aranzábal.

En el mismo sentido, aseguró que "en nuestra ciudad, como en todas partes del mundo, gran parte de los accidentes se dan por responsabilidad humana". Entonces desnudó uno de los déficits de la situación local actual: "Sólo se hace control y sanción, pero primero hay que enseñar. Primero tiene que estar el paso educativo, formativo, y recién después el castigo. Pero primero insistimos con la necesidad de hacer cursos como corresponde".

Cuando abordó la instrumentación de las propuestas, recordó que "ya se ha votado una ordenanza para habilitar la instalación de academias privadas de manejo. Esa es una instancia que plantea la ley provincial, que es válida y quien pueda pagar un curso privado, bienvenido sea. Pero hay gente que no los puede pagar y nosotros creemos que el Estado debe hacerse cargo de esa capacitación. El Municipio tiene una escuela vial que funciona en La Máxima y que sólo se está utilizando para tomar exámenes. Pero consideramos que la persona que va a sacar un carnet para manejar una moto o un auto, debe hacer un curso para aprender a fondo todo lo que tiene que ver con la normativa, las señales y sobre la conducción misma del vehículo. Recién después debería rendir el examen para obtener su licencia".

Aranzábal también trazó un parangón entre el tránsito y el sistema educativo. "Esto es como en la escuela. Vos tenés un alumno que no sabe, o que transgrede. Pero vos primero tenés que enseñarle, formarlo. Y recién después lo sancionás si no hace las cosas bien. Pero aquí nunca hubo un curso de capacitación, lo que se hace es controlar y sancionar, pero sin haber enseñado antes".

Además de la instrucción para aquellos olavarrienses que pretenden obtener su primer carnet, pidió la instrumentación de cursos de capacitación "para infractores". Aranzábal quiere que "esa persona que cometió una falta, tenga que pasar por un curso de recapacitación en la escuela. Nosotros también planteábamos que se hiciera en el Autódromo, porque ahí hay dimensiones apropiadas para poder hacer una práctica efectiva con tu propio vehículo. Además, pensamos no sólo en el conductor común, sino en los profesionales, que son los que más responsabilidad tienen. Deberíamos aprovechar el Autódromo para desarrollar la formación", insistió.

Al abordar los controles de tránsito actuales, el integrante de Urbanitas opinó que "no sólo deberían pedir la documentación del vehículo, el uso del cinturón de seguridad o ver qué pasa con las motos. Hay otros actores del tránsito para tener en cuenta como el comportamiento de los ciclistas, de los peatones, mirar qué pasa a la hora de estacionar, ver que se respeten los rombos de visibilidad..."

En el documento de propuestas, la ONG también planteará la necesidad de desarrollar un sistema de diagnóstico "actualizado, permanente y abierto para poder medir qué va pasando en el tránsito, y que al mismo tiempo sea útil para medir el resultado de las políticas que se van implementando".

Comentá la nota