"No seré Riquelme, pero puedo jugar de enganche"

Carlos Tevez se entusiasma con la idea de Maradona de rearmar el equipo sin un N° 10 clásico y asegura que en Manchester se tira atrás para ser enlace
Si me pongo a mirar hacia atrás, pienso que conseguí cosas importantes. Pero debo dar más y quiero más. Me gusta ganar y ganar más. En Inglaterra pasé de zafar del descenso con West Ham a ganar todo con Manchester. Ahora me falta consolidarme en la selección y aprovechar esta oportunidad que me da Diego. La camiseta celeste y blanca es la más linda del mundo. Ahora me falta ganar cosas con ella."

Se espera que Carlos Tevez recupere el paso continuado en el seleccionado. Por lo que se lo vio hacer en Manchester United, con menos regularidad ahora respecto de la temporada pasada, Carlitos se convirtió en una de las alternativas que más expectativa generan en el equipo argentino para cubrir la ausencia de Juan Román Riquelme. En la intimidad del cuerpo técnico, todos saben que uno y otro son distintos, pero que el "Apache" puede bajar sin problemas a sumar su empeño en la zona creativa y juntarse con Lionel Messi. Cabe preguntarse si dejará atrás las incorrecciones que tuvo en sus últimos partidos de las eliminatorias, cuando se fue expulsado frente a Colombia y a Paraguay -ambas veces en el primer tiempo- y si podrá satisfacer al DT.

Sus arranques a pura potencia y su coraje, por sobre todas las cosas, han demostrado varias veces ser capaces de cambiar el curso de un partido. Ahora, en este compromiso con Venezuela, el desafío más grande que siente Tevez es la consolidación definitiva con la camiseta argentina. En sus declaraciones, reconoció que aún no rindió como "quisiera". Está más que ilusionado con la llegada de Maradona al seleccionado y poder cumplirle en la cancha es el mayor deseo previo. "Yo juego igual en todos lados. Entiendo el fútbol de una sola manera. En Boca, en Corinthians, en West Ham y en Manchester. Juego como jugaba en Fuerte Apache. La adaptación de uno pasa más por lo que te pide el técnico, el equipo o el partido que estás jugando. En Inglaterra tuve que tirarme un poco más atrás, manejando un poco los tiempos como si jugara de enganche. No seré Riquelme, pero puedo jugar de enganche".

-Por lo que decís, ¿estás habituado a bajar a la posición de enganche en Manchester?

- En Inglaterra no juego muy arriba, juego de enganche. Por eso hacerlo acá no va a ser nada del otro mundo. Hay que ver cómo nos movemos, las diagonales... Hay que aprovechar estos partidos para afianzar el nuevo proyecto del entrenador.

-¿A qué se debe la falta de continuidad en tu club?

-La temporada está difícil porque por ahí haces dos o tres goles y al otro partido vas al banco. Es duro, tenés que tener la cabeza muy fuerte y no resignarte. Lo que sí te puedo decir es que lo de la gente de Manchester me emociona. Algunos van a Old Trafford con camisetas de la Argentina y me gritan Apache. Para un jugador no hay nada mejor que tener continuidad, por eso es tan importante este partido para mí.

-Como otros jugadores, siempre hablaste de Diego como ídolo. ¿Cómo estás manejando todo esto?

-Diego nos marcó un cambio muy grande. Nos habló a todos individualmente y como plantel ha impuesto lo que quiere para la selección. Por lo que siente por la camiseta sabe cómo hablarnos y nos llega un montón, nos motiva. Es difícil separar al técnico del ídolo. Pero a medida que pasa el tiempo uno va cayendo y va dejando que la relación fluya.

-Sin enganche, se viene un esquema ofensivo, con Messi, Agüero y vos en el ataque?

(Interrumpe) -Para ganar hay que atacar, ¿no? Lo que pasa es que no hay que salir a atacar sin defender. Estamos muy ilusionados con poder jugar los tres juntos y queremos hacerlo bien para hacer feliz a la gente, que tanto cariño nos regaló en estos días.

-Ya jugaron dos veces los tres juntos, pero con Riquelme. ¿Qué cambia ahora que no van a jugar con Román atrás?

-Va a ser un poco diferente, pero creo que vamos a andar lo más bien porque Diego no va a pedir nada raro: cada cual va a jugar donde lo hace en su club. Leo por derecha, como en Barcelona, el Kun más arriba, como en el Aleti, y yo tirado más atrás, como un enganche.

-¿Cómo será jugar sin Riquelme?

-Sin dudas, diferente. Porque Román es un distinto y no es fácil reemplazar a un jugador de ese estilo. Pero lo que pasó entre él y Diego es una cuestión de la que no quiero opinar. Ahora los que estamos tenemos que estar todos unidos por el bien de la selección. No podemos pensar en otra cosa.

* Paró la práctica para interceder por la fanática

El martes pasado, durante la práctica, una adolescente trepó el alambrado para acercarse a Tevez. El "Apache" paró la práctica para interceder ante los hombres de seguridad y le regaló un beso. "Me parece increíble que haya gente que llore por mí. Sabemos que los de seguridad son un poco brutos, por eso me metí para descomprimir la situación", dijo Tevez.

Comentá la nota