Serbia frenó a la Selección

Argentina perdió 3-2 y su pase a las finales de la Liga Mundial depende de los duelos con Francia.
La Argentina perdió 3-2 ante Serbia y desperdició una excelente oportunidad para afirmarse como candidato a clasificarse para la fase final de esta edición de la Liga Mundial. Igualmente, el equipo conducido por Javier Weber llegará con las chances intactas al jueves y viernes próximo, donde mano a mano frente a Francia definirá cuál de los dos equipos viajará a Belgrado para el hexagonal final.

La primera sorpresa de la noche la brindó Javier Weber con la integración del equipo titular. Con Chávez por Scholtis, el DT le dio descanso al opuesto que tan bien había jugado el partido del viernes. Con Alexis González por Meana, el entrenador le dio cancha a un líbero que viene creciendo a pasos inmensos.

La segunda y muy agradable novedad es la paliza que la Argentina le dio a Serbia en el primer set, ganándolo 25-16 en 22 minutos. Cuando llegaron al segundo tiempo técnico con la chapa clavada en 16-7, el seleccionado nacional había hecho todo bien. Más que bien: casi perfecta fue la tarea. Con dos aces de De Cecco, la polenta de Chávez para entrarle a la bola bien arriba, los contraataques de "Guille" García más el bloqueo de Spajic-Arroyo, en el gimnasio "Cincuentenario" hubo escenografía de dominador y dominado.

Es que en la vereda de enfrente, el entrenador Kolakovic rotó su plantel buscando la identidad perdida pero apenas pudo poner y sacar jugadores que por momentos no fueron más que sparrings del arrollador andar celeste y blanco.

El segundo parcial fue otra cosa. La Argentina perdió pimienta en el saque, de las manos De Cecco ya no salieron palomas y sí balones comunes, Chávez no metió lo que correspondía y, tras ganar cuatro puntos seguidos, Serbia alcanzó un parcial de 16-14.

No alcanzó en este segmento del partido el recurso de cambiar los receptores-punta. Con Filardi y Conte por Quiroga y García, la Selección no mejoró. Hasta que una diagonal larga de Starovic le bajó el telón al "chico" para que el partido tuviera un poco creíble empate parcial.

Decididamente, el tercer set fue un parto. Porque ya metido en el camino de la irregularidad, la Selección mezcló buenas con malas. Revirtió un 1-3 inicial para escaparse 6-3 y 8-5 luego de que Quiroga la incrustara en el cajón. Pero cuando el marcador mostró un esperanzador 14-8, tras dos bombas de Chávez desde el saque, otro vez pintó el bajón, para que tras un error de ataque de Quiroga la ventaja se esfumó y el parcial quedó 16-15.

Pero se equivocó Stankovic en un saque, el árbitro puertorriqueño Vélez Mercado cobró un doble golpe a favor y la Argentina terminó cerrando un "chico" que, entre otras cosas, sirvió para calmar los nervios que ya estaban copando el estadio "Cincuentenario".

Con una mala noticia se inició el cuarto set: una lesión de De Cecco –contractura en el recto derecho que lo sacó de la cancha-- mandó al partido a Nicolás Uriarte. Y con una peor terminó la cosa, porque el equipo argentino mostró grietas preocupantes, como ese saque que mandó largo García, que mandaron la definición a un siempre complicado y estresante tie-break.

Desde el saque de Starovic, Serbia se fue arriba 5-1. Un error de ataque de Conte puso la chapa 8-3 para el visitante. Con el corazón y los "fierrazos" de Chávez, la Argentina se acercó 9-11. Hasta que un toque de red argentino tiño todo de tristeza, al menos por una noche.

Comentá la nota