Serán controlados los vuelos que lleguen desde Canadá y los EE.UU.

Las autoridades argentinas los consideran riesgosos por contar con casos de la enfermedad
La ministra de Salud, Graciela Ocaña, anunció una nueva medida de seguridad para evitar los posibles contagios de gripe porcina en la Argentina. "Los vuelos que provengan de los Estados Unidos y de Canadá serán testeados por el scanner de temperatura, ya que son considerados riesgosos por la cantidad de casos de gripe A (porcina)registrados en esos países."

Ocaña reiteró que continuarán suspendidos los vuelos provenientes de México hasta la semana que viene. A pesar de que los Estados Unidos han confirmado más casos que México, los vuelos provenientes de ese país continuarán arribando con normalidad.

Por otra parte, la ministra informó que no hay nuevos infectados en la Argentina por la gripe porcina. Sin embargo, aseguró que ayer se enviaron al laboratorio nacional de referencia Malbrán 25 nuevas muestras de personas que podrían estar infectadas con el virus, lo que significa que, en total, hoy existen 87 casos sospechosos en la Argentina y un solo infectado.

Por su parte, Jorge San Juan, jefe de terapia intensiva del Hospital Muñiz, incorporado al consejo de expertos, dijo que la "procedencia de los casos sospechosos no es solamente de viajeros, sino que puede ser de cualquier centro de referencia, ya que el alerta contempla atender cuadros febriles".

La metodología de detección continúa siendo la misma, a pesar de que ya fueron recibidos los kits para el diagnóstico rápido del virus Influenza A (H1N1).

El secretario de Políticas, Regulación e Institutos del Ministerio de Salud, Carlos Soratti, dijo que los kits de detección rápida todavía no pueden comenzar a utilizarse. "Es una tecnología compleja y es necesario ponerla a punto. Estimamos que la semana que viene van a estar listos para su uso."

Respecto de la gripe estacional, Ocaña dijo que "anualmente 6 millones de personas son afectadas en el mundo por esta enfermedad", por lo cual pidió "que se vacune a la población de riesgo: mayores de 65 años, menores de dos, o personas que padecen patologías de base".

En tanto, la ministra volvió a pedir a la población que "aquellas personas que tengan programados viajes a las zonas más afectadas por la gripe porcina, los posterguen".

Ocaña explicó que "los pilotos de los vuelos provenientes de países afectados, deberán informar si alguno de los pasajeros presenta síntomas de la enfermedad". En el caso de que lo hagan, los viajeros serán trasladados al Hospital Aeronáutico Reubicable, instalado en el aeropuerto internacional de Ezeiza, preparado para recibir pacientes con el virus.

Atención en contenedores

A pesar de que la alerta por gripe porcina está instalada hace semanas en el mundo, sólo ayer el hospital de campaña fue puesto a punto para su utilización. Ocaña explicó que los contenedores ubicados detrás de la Terminal B del aeropuerto "serán utilizados por cualquier pasajero que llegue con síntomas de la enfermedad".

El hospital fue construido en la Argentina y su funcionamiento dependerá del Ministerio de Salud.

Está compuesto por 11 módulos interconectados y reubicables, en los que funcionarán desde salas de internación con 16 camas, un laboratorio, una sala de radiología y una especial con cuatro camas para pacientes críticos, acondicionada con la aparatología necesaria para casos de gravedad, según se anunció oficialmente.

También, cuenta con una cámara de flujo laminal, instrumento que se utiliza para aislar el virus y mantenerlo vivo para, en una instancia posterior, poder estudiarlo.

El hospital está preparado para asistir casos de influenza A y cuenta con cuatro médicos, ocho enfermeras y dos bioquímicos. Está a cargo del doctor Alberto Etcheverri y es similar al desplegado por la Fuerza Aérea en misiones como la de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en Haití, en 1982. También, durante la Guerra de las Malvinas y en operaciones realizadas en Kosovo y en Mozambique.

Comentá la nota