Será menor el presupuesto del Poder Judicial

La Corte Suprema había requerido casi $ 252 millones para 2009, pero el Gobierno aspiraría a que esa cifra no superara los $ 230 millones. Por falta de autarquía, los magistrados deben negociar intensamente con funcionarios del Poder Ejecutivo. En doble turno.
Las negociaciones se desarrollaron en do escenarios: la Casa de Gobierno durante la mañana y el Palacio de Tribunales durante la tarde. Las conversaciones persiguen determinar a cuánto ascenderá el presupuesto del Poder Judicial en 2009. Originariamente, la Corte Suprema había requerido casi $ 252 millones, pero el vocal Antonio Estofán reconoció ayer que esa cifra podría rondar los $ 240 millones, aunque desde el Gobierno, con el argumento de que la crisis financiera obliga a restringir gastos, bregarían porque sea más baja aún: $ 230 millones.

Todos los años, el alto tribunal está obligado a discutir sobre montos con el Poder Ejecutivo, porque carece de autarquía financiera. La Constitución de 2006 se la reconoció a la Legislatura, que puede fijarse su propio presupuesto sin que pueda ser vetado por el Ejecutivo. Pero la Carta Magna no le atribuyó tal potestad al Poder Judicial, pese a que lo autorizaba la Ley Nº 7.469, que declaró la necesidad de la reforma.

Las negociaciones de este año están marcadas por un contexto recesivo y por los llamados del gobernador, José Alperovich, a ser financieramente muy cautos.

Cerca del mediodía, en la Casa de Gobierno apareció Estofán. En un primer momento, se conjeturó que iba a entrevistarse con el gobernador -de quien fue fiscal de Estado- para discutir sobre la forma de cubrir las vacantes en la Justicia. Pero él mismo se encargó de reiterar que, por ahora, están congeladas las conversaciones formales con el Poder Ejecutivo sobre ese tema. También negó que él fuera el interlocutor designado por la Corte para esa cuestión.

Otro encuentro

Estofán precisó el carácter de la relación que lo une con el primer mandatario. “Somos amigos personales desde mucho tiempo antes de la función pública. Pero, desde que llegué a la Justicia, nunca me pidió nada. La Corte decide sus representantes en cada tema. Yo estoy discutiendo el Presupuesto 2009, que rondaría los $ 240 millones”, detalló.

Por la tarde, la discusión se trasladó a la presidencia de la Corte. Estuvieron reunidos, además del anfitrión, Antonio Gandur, y de Estofán, el ministro de Economía, Jorge Jiménez, que estuvo acompañado por funcionarios de su cartera. También asistieron Teresita Comolli y Alicia van Gelderen, directoras de Recursos Humanos y de Presupuesto del Poder Judicial, respectivamente. Para este año, al Poder Judicial le asignaron $ 152 millones. Pero esta cifra, como consecuencia de reiteradas ampliaciones (para hacer frente, por ejemplo, a la suba salarial dispuesta en la Provincia), terminó elevándose a $ 175 millones.

Para 2009 se calcula que el Presupuesto general de la Provincia ascenderá a $ 6.125 millones. Por medio de la acordada Nº 725, del 17 de setiembre, la Corte requirió casi $ 252 millones (poco más del 4% de aquella cifra). De ese total, casi $ 223 millones serían necesarios sólo para afrontar los salarios de una plantilla de 2.466 cargos.

En la acordada, el alto tribunal precisó las mejoras (en obras y en informatización) que pretende concretar. También prevé que los nueve juzgados de Documentos y Locaciones, y los dos de Cobros y Apremios atiendan en horario vespertino para acelerar la tramitación de las numerosas causas radicadas en ellos. Con tal fin, necesitarán la designación de 11 secretarios, 11 prosecretarios, 24 ayudantes judiciales y dos empleados (por cada oficina).

Comentá la nota