Sera el jueves 30. Aroma a antijuecismo Fiesta sorpresa: Giacomino invitado a un acto en la Casa Radical

El Comité Capital, que preside Nicolás, celebrará los 25 años de la elección del ’83. En el Palacio 6 de Julio aseguran que el intendente aceptó participar.
El intendente Daniel Giacomino volvería a entrar a la Casa Radical el próximo jueves, para participar del acto de celebración de los 25 años de las elecciones del 30 de octubre de 1983, que significaron la restauración democrática en la Argentina. Giacomino fue invitado por el presidente del Comité Capital de la Unión Cívica Radical, Miguel Nicolás. Según altas fuentes del Palacio 6 de Julio, el intendente aceptó el convite. ¿Bramará Luis Juez por las nuevas amistades de su antiguo compañero de aventuras políticas, o aprovechará para fijar los límites de una alianza con el radicalismo?

Giacomino fue sancionado en 2006 con la retención de su ficha de afiliación a la UCR, por presentarse como candidato a viceintendente, primero, y a diputado nacional, después de otra fuerza partidaria. En aquella oportunidad, el presidente del Tribunal de Conducta, Eduardo Capdevila, aclaró que no se trataba exactamente de una expulsión, por lo que podría recuperar su carnet radical si renegara de su incorporación como extrapartidario al Frente Nuevo (ahora, Frente Cívico y Social).

«Es la fiesta de la democracia en la ciudad de Córdoba», aseguró ayer, en un tono muy protocolar, el presidente del Comité Capital, Miguel Nicolás. Trató, así, de despejar cualquier interpretación sobre el nacimiento de una ingeniería política para el año que viene o, incluso, el 2011.

Sin embargo, la presencia de Giacomino en la Casa Radical, invitado por Nicolás, a quien Luis Juez señala como la frontera que no cruzará en su propósito por aliarse a la UCR, provocará una tormenta de interpretaciones.

«Lo invitamos porque es el actual intendente, y por eso también lo hicimos con los presidentes de los bloques del Concejo Deliberante», agregó con un insospechado rigor protocolar.

El mismo argumento le sirvió para explicar por qué no fueron incluidos en la lista los ex intendentes electos desde 1983 y que aún viven, Rubén Martí (1991-1999), Germán Kammerath (1999-2003) y Luis Juez (2003-2007).

La fiesta de Nicolás será la única que animarán los radicales cordobeses, porque el Comité Provincia, que preside Mario Negri, no prevé ninguna celebración. En cambio, adhiere a la conmemoración que se llevará adelante en la Ciudad de Buenos Aires.

Negri, a diferencia de Nicolás, encamina su vocación aliancista hacia Juez. En la crisis del campo se sacaron tantas fotos juntos que la imagen dejó de ser noticia. Hace poco, exhibieron un desconocido gusto por la pintura para coincidir en una reunión en la que se encontraba la matrona Elisa Carrió.

Ambos buscan un acuerdo electoral que los acerque a sus objetivos: Juez quiere la gobernación 2011 y Negri una banca segura en 2009 (por qué no en el Senado).

La amistad política es superior a la denuncia severísima que le hiciera el ex candidato del Frente Cívico y Social a su par del radicalismo. Cabe recordar que Juez acusó a Negri de recibir de mano de José Manuel de la Sota, en grises condiciones, siete millones de pesos para solventar su campaña electoral, con el solo propósito de reducir las chances del principal rival que tenía Juan Schiaretti. El entrerriano para que quede en limpio su buen nombre, anunció que iniciaría acciones judiciales contra Juez, pero a más de un año de las elecciones todavía no lo hizo.

También Riutort

Giacomino no sería la única novedad en la fiesta por los 25 años de democracia en la ciudad.

Olga Riutort también está invitada. La peronista fue blanco de gruesas críticas por los radicales mientras se desempeñó como secretaria General de la Gobernación, en la gestión de su ex marido José Manuel de la Sota.

La lista de convidados incluye también a Ramón Mestre, el titular del bloque radical en el Concejo Deliberante, con el que Nicolás tironea por el mando de la UCR capitalina.

Mestre disparó recientemente fuertes críticas a la gestión de Giacomino por lo que sólo podrá unirlos el fervor por los recuerdos de la primavera democrática.

El acto, que se hará en el Salón Macario Carrizo de la planta baja, está previsto que comience a las 20, pero si Giacomino conserva algo de los reflejos radicales sabrá que no tiene sentido que vaya a la sede partidaria hasta las 21.

Comentá la nota