¿No será hora de tomarnos en serio los números del Presupuesto?

¿No será hora de tomarnos en serio los números del Presupuesto?

El tema requiere atención.

por JORGE LANATA

Argentina tiene demasiadas leyes. Y no cumple casi ninguna. La relación con la ley ha sido siempre, a lo largo de nuestra Historia, dual y conflictiva. Ley y excepción nacieron y crecieron juntas. La barrera es un invento argentino y quienes la reglamentan saben que siempre sirve para un peaje. Para decirlo de otro modo: en este país somos todos iguales, pero hay algunos más iguales que otros. La posibilidad de allanarse a la ley es proporcional a la fuerza de resistirla. Estamos llenos de excepciones, amnistías, moratorias, emergencias, casos especiales, circunstancias que en el fondo son un cartel indicador de la fuerza del lobby que representan. Al menos hasta 2002, cuando publiqué “Argentinos”, hubo en el país 124 leyes de amnistía, 206 moratorias impositivas (cada una de ellas fue “la ultima”), 854 excepciones a distintos impuestos,49 “pagos únicos y definitivos”, 175 “presentaciones espontaneas”,43 estados de emergencia económica y 17 “pagos por única vez”.

A la hora de discutir, hoy, el presupuesto,esas contradicciones se hacen evidentes. ¿Qué es mejor? ¿Quitarle un beneficio discrecional a un sector o perjudicar a todos? ¡Subir bienes personales o aumentar el boleto? Los gobiernos hablan de déficit como si siempre fuera provocado por un enemigo externo y, a la hora de ajustar, esperan que sea otro quien dé el primer paso. Nadie que defienda un rol activo del Estado puede estar de acuerdo con el gasto superlfuo, que es dinero que finalmente falta de áreas urgentes. Hace unos meses la Provincia de Buenos Aires decidió tomar conciencia del agujero negro de Astilleros Río Santiago (comparable al de Fabricaciones Militares): más de tres mil empleados con un sueldo de 45.000 pesos promedio y producción cero. No arreglaron ni construyeron ningún barco desde 2008. La empresa cuesta 3.500 millones de pesos anuales y es un remedo de Lafsa,aquella empresa aérea del kirchnerismo que nunca llegó a volar.

El Estado deja de percibir 346.000 millones de pesos anuales en concepto tributario. Los siguientes son algunos de los favorecidos: --El personal del Poder Judicial ingresado antes de 2017 no paga Ganancias, lo que significa 9.500 millones que se dejan de recibir.

--Las mutuales, cooperativas y asociaciones civiles “sin fines de lucro” no pagan impuestos. La mayoría de ellas “no lucran” en alguna cueva de Puerto Madero y se desempeñan en áreas financieras y de seguros. Son 15.000 millones menos.

--Todos los empleados en relación de dependencia estatal en la Patagonia pagan parcialmente el Impuesto a las Ganancias. Son 3.400 millones más.

--En Tierra del Fuego la Ley de Promoción Económica que incluye la liberacion del IVA, la exención de derechos de importación y de Ganancias representa 31.000 millones.

--La Iglesia Católica está exenta de Ganancias y del impuesto a los Ingresos Brutos. El Estado paga además los salarios de auxiliares, obispos y arzobispos por una ley de 1979. En 2018 se gastaron 177 millones.

El panorama es inagotable: en el caso de las jubilaciones los regímenes de privilegio, que alcanzan sólo al 2,9% y concentran el 9% del gasto previsional, son jubilaciones promedio de cien mil pesos. Estos retiros no necesariamente están vinculados con aportes propios, sino que se financian con las jubilaciones más bajas. Para ver la cantidad de beneficiarios: en el Servicio Exterior, por ejemplo, cobran 664 personas un haber medio mensual de 185.864, lo que significa 970 millones de gasto. En el Poder Judicial y provincias transferidas cobran 141.400 unas 6.511 personas, esto es un gasto anual de 3.500 millones.En algunos sindicatos,como Luz y Fuerza, 39.939 personas cobran 37.048 en promedio, en contraste con los 11.265 del régimen general.

El Servicio Penitenciario, por ejemplo, tiene un régimen especial en el cual las hijas de un agente fallecido pueden acogerse a una pensión hasta el día en que se casen, sin límite de edad, y las hermanas hasta los 22 años o cuando se casen, lo que suceda primero.

¿Sabía que la Biblioteca Nacional tiene cocheras? En 1998 se adjudicaron concesiones por 25 años. Una se llama Parking Lot, paga de alquiler 16.000 por mes y esta exenta del ABL. La Biblioteca hoy debe 75 millones de ese impuesto. Según un tribunal municipal, el canon debería ser de 350.000 pesos. La otra es Estacionamiento Austria y paga 19.000, el tribunal lo tasó en 265.000. Son 220 cocheras.

La recaudación de exhibición de películas extranjeras por parte del Incaa quedó congelada en australes y luego se transformó a pesos convertibles. Lo mismo en el caso de la televisión. Está así desde 1996 y en lo que va del año recaudó 250 mil pesos.

Organismos desfinanciados, castas, privilegios, derechos extraños y una discusión que siempre se da entre el barro, sucede en el Congreso cada año para que pocas cosas cambien.¿No deberemos tomarnos esto en serio?

Comentá la nota