Será difícil incluir al 50% que aún no accede a internet

Será difícil incluir al 50% que aún no accede a internet
Si bien el acceso a la red se multiplicó en los últimos años, la mitad de la población que no lo usa es pobre.

En los últimos años, cada vez es mayor la cantidad de personas que acceden a los servicios de internet, telefonía celular y fija o televisión satelital y por cable. En la época pre devaluación, la red de internet tenía un uso bastante limitado, pero en los últimos 5 años se masificó el servicio.

La cantidad y calidad de conexiones caseras aumentó considerablemente, por lo que los locutorios y cibercafés, que en un principio fueron los principales impulsores del acceso de mucha gente, empezaron a decaer.

Cerca del 50% de la población utiliza de manera continua internet. Esta población pertenece casi enteramente a los estratos medios y altos de la sociedad, por lo que la posibilidad de que la cantidad de gente que tiene acceso siga creciente es bastante poco probable.

La penetración de estos servicios en los sectores extraoficialmente pobres (ya que las cifras del Indec no reflejan esta realidad) será bastante compleja, según lo afirmaron dos especialistas que debatieron sobre “Las sociedades de la información y el conocimiento" la semana pasada en el foro de TICs (Tecnologías de la Información y la Comunicación).

“El incentivo del consumo del período kirchnerista también hizo crecer la penetración de las nuevas tecnologías informativas y comunicacionales. Pero la mitad que falta conectar es la más complicada", dijo Alejandro Prince, director de una empresa de relevamientos de mercado orientados a la tecnología y la información.

“El problema de la sociedad del conocimiento no es de conectividad, sino de educación, de falta de educación", dijo Prince refiriéndose a que el problema de la inclusión de las clases de bajos recursos no siempre es la falta de dinero, sino la carencia educativa que la pobreza implica.

Según Prince, la clave es el Estado. “En la Argentina se necesitan proyectos, porque en muchos casos la plata está. Se necesita de voluntad política, que casi nunca ha aparecido, ni en este ni en los anteriores gobiernos", opinó el especialista.

Otro disertante fue Henoch Aguiar, especialista en telecomunicaciones y radiodifusión, quién cuestionó lo que las nuevas tecnologías tienen para ofrecer a algunos sectores.

Por otra parte, ambos reclamaron más competencia. “De no existir monopolio en el sector tendríamos 35% más de conectados. Ahora pagamos cuatro veces más por internet, teléfono y televisión que en Europa", comentó Aguiar.

La Argentina tiene junto a Chile el mayor porcentaje de conectados. Además, hay 33,5 millones de líneas telefónicas móviles.

Comentá la nota