Por la sequía, yerbateros acusan pérdida del 30% de la producción

Los productores también denunciaron una grave situación en su actividad por la falta de agua. Pidieron a la Provincia que declare en emergencia al sector. Sostienen que la cosecha está paralizada tanto en Corrientes como en Misiones.
A los ganaderos y los arroceros, se sumaron ahora los productores yerbateros de Corrientes, quienes también acusan cuantiosas pérdidas por la escasez de agua que afecta a gran parte del territorio provincial, y piden la declaración de la emergencia para el sector.

Según dieron a conocer dirigentes de la actividad yerbatera, la cosecha está prácticamente paralizada en algunas plantaciones y ya se registra una pérdida del 30% de la producción.

Ante esta situación, directivos de la Cooperativa correntina de Colonia Liebig’s avanzaron con una solicitud al Ministerio de Producción de la Provincia, para que se declare en emergencia al sector y se puedan instrumentar paliativos de manera tal que no se profundice aún más la caída en la rentabilidad que denuncian desde hace varios meses.

Según se conoció, los representantes de la Cooperativa, una de las firmas yerbateras líderes en la región, presentaron ante la cartera productiva los resultados de un relevamiento hecho en la zona, con imágenes del estado actual de los yerbales.

En el marco de esta presentación, requirieron a los funcionarios provinciales la comisión de profesionales que puedan constatar la situación que se plantea.

En este sentido, Héctor Biale, presidente de la Asociación de Plantadores de Yerba Mate del Nordeste, comentó que “los yerbales quedaron prácticamente sin hojas y se retrasó la cosecha que estaba prevista para este verano”.

“Se cosechó muy poco, porque además influyen las altas temperaturas”, puntualizó el dirigente correntino, en el marco de un panorama nada alentador.

El referente yerbatero aseguró “que cayó un 30% de la producción en esta temporada y que en el término de los últimos tres años la producción cayó en promedio, un 22% en la zona de Colonia Liebig’s”.

De todas maneras, Biale remarcó que el problema de la sequía repercute en toda la región yerbatera, y en mayor medida a la zona Sur de Misiones, provincia donde tampoco comenzó la cosecha.

“El tiempo no nos juega a favor, salvo que venga alguna lluvia que podría recuperar un poco los cultivos”, consideró.

Según Biale, en el transcurso de la semana próxima podría haber una respuesta por parte del Ministerio de Producción al requerimiento de la declaración de emergencia. Esta posibilidad permitiría diferir impuestos y acceder incluso a créditos y subsidios públicos.

Comentá la nota