La sequía no da tregua en Vera

La grave situación en el norte del departamento persiste. Las lluvias no aparecen y los presidentes comunales coinciden en que hay un agravamiento de la situación social, como consecuencia de la seca. El agua para consumo humano sigue llegando por medio de camiones cisternas.

Las lluvias son casi inexistentes en el norte santafesino y la grave situación que padecen las localidades del departamento Vera como consecuencia de la sequía persiste. El invierno trajo algunas heladas e hizo desaparecer el poco pasto que quedaba. La situación de los pequeños productores de la región es, a está altura, desesperante.

Ya no hay cámaras televisivas y fotográficas de los medios más importantes del país y de la provincia que reflejen la situación por la que están atravesando como las hubo en el 2008. Pero la situación no ha variado aunque las prioridades de los medios parece que sí.

En dialogo con FM Activa el presidente comunal de Los Amores, Omar Walker, señaló que "las heladas complicaron todavía más la situación, estamos igual o peor que el año pasado. No hay agua, las napas están cada vez más profundas, los animales casi que ya no tienen pasto y esto lleva a que el productor chico tienda a desaparecer".

Al respecto la presidente comunal de Tratagal, Noemí Cuellar, indicó que "seguimos con una situación muy critica. Las lluvias que hubo no sirvieron para nada", el de Garabato, Manuel Muñoz no duda en señalar que "la situación se agravó por las falta de lluvias", mientras que el de Fortín Olmos, Héctor Gómez dice "La gente ya no tiene más nada para vender, la sequía sigue y no hay pasto".

Situación Social

Para Walker "la situación social se está complicando porque los trabajadores rurales están sin trabajo, está viniendo al pueblo con todo lo que eso significa y aumenta la demanda social con gente que nos pide trabajo, alimentos, remedios y cada vez es más la gente necesitada". Cree que ninguna comuna está preparada para afrontar está situación porque ingresa cada vez menos dinero. "Hubo una sensible baja en los fondos coparticipables y los gastos superan ampliamente a lo que se tenía planificado" sostuvo.

En igual sentido se expresó Noemí Cuellar: "Los recursos no alcanzan, nos damos a basto. La gente está desesperada y acude a la comuna porque se queda sin agua. Estimamos que se han perdido una seis mil cabezas de ganado. Estamos en una situación desesperante, seguimos implorando por lluvia. Sequía por la que estamos atravesando no tiene antecedentes".

"Estamos prácticamente parados, ni siquiera giran los fondos de obras menores, hay un atraso de seis meses y los fondos coparticipables se han reducido considerablemente" dice el presidente comunal de Garabato.

Por su parte en Fortín Olmos se decidió conformar un comité de crisis. "En la comuna, que somos los que estamos afrontando todo, ya no tenemos más recursos y conformamos esto para ver como la seguimos peleando" dijo Héctor Gómez.

Respuestas

Walker dijo que la situación por la que están atravesando ha tenido oportunidad de hablarlo personalmente con el gobernador Hermes Binner y con el Ministro de Gobierno Antonio Bonfatti, pero siente que las respuestas que están recibiendo son insuficientes.

"Ellos nos dicen que están haciendo lo que pueden y creo que en cosas puntuales deberían agilizar algunas cosas para que lleguen más rápido, sobre todo en que tiene que ver con la ayuda social", sostuvo Walker quien al ser consultado sobre si alguna vez algún funcionario de primera línea se comunicó para preguntar por como estaba la situación respondió negativamente.

Muñoz sostuvo que "acá los ministros prácticamente no vienen. Una sola vez vino (Antonio) Ciancio (Ministro de Agua y Servicios Públicos) el año pasado y después nunca más vinieron. Van a Reconquista o a Avellaneda pero por acá no vienen. Estamos huérfanos, parece que para ellos nosotros no existimos".

Noemí Cuellar prefirió una mirada al futuro: "tenemos que pensar como nos recuperamos de está situación" dijo.

Agua, divino tesoro

Ante la falta de lluvias, el gobierno sigue asistiendo con agua para el consumo humano mediante los camiones cisternas. A Los Amores llegan a razón de cuatro o cinco por semana. La comuna deposita el agua en un camión cisterna y la gente va con sus recipientes a retirarla. Es la única agua que tienen y debe servir para el consumo y la higiene.

La presidente comunal de Tartagal indica que de los cuatro pozos que tenían en funcionamiento, uno se salinizó. Siguen con la distribución de agua en camiones cisternas a los parajes y la población rural a un costo económico muy alto. Se realizaron algunas perforaciones donde se encontró agua buena y esperan poder ponerlos en funcionamiento lo antes posible. El agua se distribuye a razón de algunas horas por día.

Por su parte Manuel Muñoz indicó que "no es suficiente la ayuda con agua que nos envía el gobierno. Son unos 240 mil litros por semana lo que nos envían, se nos salinizaron algunas perforaciones. Los tanques están trabajando todo el día acarreando agua a todos lados, a veces no sabemos que hacer para dar respuesta a los pedidos que nos hace la gente".

Comentá la nota