La sequía no tiene piedad con el interior del departamento Choya

Sin nubes. La falta de lluvias está causando estragos en muchas poblaciones del interior del departamento.
Los caminos dañados impiden el paso de los camiones cisterna.

FRÍAS, Choya (C) Detrás de la espesa cortina de monte que cubre el departamento Choya se tejen realidades absolutamente distintas y alejadas del bullicio cotidiano de la ciudad. Un claro ejemplo de esto es la historia que relató Rosa Rogelia Sarria, una abuela de 76 años que vive en el paraje El Chañar, distante a casi 80 kilómetros de Frías, donde la falta de lluvias castiga a los pobladores y a sus animales desde hace meses.

Pero son varios los factores que suman para agravar la situación: la notable sequía existente en la zona, que lleva más de cinco meses sin lluvias, es quizás la más importante, porque no permite a la gente de campo juntar el agua que cae del cielo.

Otro de los inconvenientes es la intransitabilidad de los caminos, a tal punto que el acceso hacia estos lejanos parajes es casi imposible, motivo por el cual los camiones cisterna no llegan con suficiente periodicidad para aliviar las penurias de la gente del lugar y de los pocos animales que sobreviven a la escasez de agua.

"La represa tiene un poquito de agua, escasamente nos alcanza para los animales, nosotros casi no tenemos para tomar". Además, dijo que los concejales frienses que habitualmente le gestionaban el envío de agua "ahora tampoco lo hacen". "La última vez que entró un camión con agua para la zona fue para fines de junio y la poca que nos dejaron ya se ha acabado", se quejó la mujer.

Al respecto, contó: "Cada vez que nos llevan el agua nos dejan un poquito en cada casa, pero nos dura escasos días a pesar de que la cuidamos, pero tienen que pasar varios meses para que nos den un trago. Cuando podemos nosotros traemos un tachito con agua desde San Miguel, donde está la escuela".

"Yo vivo con mis dos hijos de la cría de animales y la venta de carbón de los obrajes donde trabajan ellos; desde Los Pozancones (otra localidad cercana) hacia delante prácticamente no se puede pasar, las camionetas casi no quieren entrar", relató Rosa.

Comentá la nota