Sequía, tema de “pelea” política que anticipa el año electoral.

La situación consecuente del déficit hídrico sirvió también para las críticas entre funcionarios y referentes políticos. Y hasta se sumaron dirigentes rurales. Así, arranca un 2009 de intensa campaña electoral.
Ni el primer mes del 2009 ha pasado aún y las características de un año electoral comienzan a sentirse hasta en ámbitos y momentos impensados. La sequía que castiga a los campos correntinos desde el 2008 y las medidas oficiales por este tema, sirvieron también para las acusaciones y cruces entre políticos que anticipan así el tipo de campaña que comienza.

A meses de los comicios para elegir gobernador, legisladores nacionales, provinciales e intendentes, la política salpica hasta las cuestiones relacionadas al agro.

Antes de que el Gobierno provincial decrete la emergencia agropecuaria por sequía en toda la provincia, desde sectores opositores ya comenzaron a cuestionar la medida. “Si la declaración de emergencia es igual a la anterior, es discriminativa y además otra vez llegaría tarde”, dijo el senador nacional del Partido Justicialista (PJ), Fabián Ríos.

El pre candidato a gobernador para las elecciones internas del 15 de febrero, criticó así la declaración de emergencia del 2008 que no incluyó a todos los sectores productivos de la provincia.

La crítica tuvo su respuesta en la voz del ministro de la Producción provincial, Alfredo Aún. “Me parece muy miserable tratar de politizar la situación de los productores que han tenido pérdidas considerables”, dijo el funcionario.

“Creo que esto es politizar un tema tan caro para los productores, porque lo que estamos hablando es de tratar de sanear medianamente la situación de muchos de ellos”, agregó.

Pero las respuestas a los dichos del legislador kirchnerista llegaron también desde el ruralismo correntino. “Votaron contra el campo y hoy dicen que la emergencia salió tarde”, dijo el titular de la Sociedad Rural de Corrientes, José Alberto Meabe.

El ruralista se refirió a Ríos, y a los demás legisladores nacionales por Corrientes que (junto a otros alineados a la administración de Cristina Fernández) en la madrugada del 17 de julio de 2008, votaron a favor de la Resolución Nº125 que disponía la movilidad de las retenciones móviles para la exportación de granos.

“No nos van a convencer cuando en su oportunidad se manifestaron en contra”, insistió el referente ganadero en torno a la postura de los legisladores que no apoyaron al campo en su rechazo a la mencionada resolución.

Así, cuestionó la actitud de los políticos que “intentan aprovechar la caótica situación provocada por la sequía para criticar al Gobierno provincial”, desde donde, a su entender, “se tomaron medidas correctas”.

Pero los cruces político - partidarios en torno a la problemática de la sequía comenzaron antes de la declaración de emergencia. Ya por el pago de los subsidios nacionales para los productores afectados por el déficit hídrico, surgieron críticas y respuestas.

“No sé qué entienden por la palabra emergencia en este gobierno. Mientras en las otras 5 provincias incluidas en este beneficio ya se han pagado casi la totalidad del subsidio, en Corrientes recién se está empezando a abonar la primera parte, más de 20 días después de la transferencia de los fondos que fue el día 28 de diciembre”, había dicho también Ríos.

“Los fondos nacionales entraron el 30 de diciembre al Banco Nación de la sucursal Corrientes, luego esos fondos deben ser transferidos al Banco Corrientes. El Gobierno nacional nos dio 120 días para tramitar esos subsidios. Nosotros los estamos haciendo en forma rápida y en 15 días estaremos finalizando los pagos, respondió sin embargo Aún.

Mientras, en los campos rezan para que llueva

Mientras funcionarios, legisladores y dirigentes políticos cruzan acusaciones por las medidas tomadas por el Gobierno provincial en torno a la sequía, en los campos correntinos se reza para que lleguen las lluvias.

Los hombres del interior ven de cerca la tierra seca y el ganado muerto tras de los alambrados, quizás por ello, prefieren unirse en oración antes de pelearse en tiempos adversos. Así, el jueves por la noche se ofició una misa en Colonia Progreso y mañana, habrá otra en la capilla San Agustín de paraje Batel.

En tanto, la Renovación Carismática Católica de Goya terminó ayer las alabanzas por la lluvia, que se cumplieron toda la semana desde las 6 en la Costanera de la capital correntina. Las comunidades elevan plegarias ante la falta de lluvias que destruyeron la producción.

Comentá la nota