Por la sequía, prolongan una semana los cortes en las Sierras Chicas

Así lo decidieron los intendentes de Río Ceballos, Unquillo y Mendiolaza tras comprobar que las irrupciones en el suministro de agua de la semana pasada resultaron positivas para preservar las escasas reservas. Los cortes serán de 24 horas, comienzan mañana hasta el domingo. Pronostican lluvias para el viernes próximo.
Autoridades de las localidades cordobesas de las Sierras Chicas decidieron ayer continuar con el plan de cortes programados del servicio de agua potable que permita reducir la producción del líquido vital en la planta La Quebrada en un 40 por ciento.

Así, entre mañana y el domingo, se repetirán los cortes en Río Ceballos, Unquillo y Mendiolaza para contrarrestar los efectos de la prolongada sequía.

Los intendentes Gaspar Lemos, de Río Ceballos; Germán Jalil, de Unquillo y Daniel Salibi, de Mendiolaza, tomaron la decisión tras comprobar que las irrupciones en el suministro de la semana pasada resultaron positivas para preservar las escasas reservas de agua, que quedan como consecuencia de la gran bajante del dique La Quebrada. Aunque esta vez, los nuevos cortes se producirán de 6 a 6 en lugar de las 0 a 24 como se aplicó la semana pasada.

En Río Ceballos volverá a interrumpirse la provisión de agua mañana y el domingo, mientras que en Unquillo y Mendiolaza el servicio se verá afectado el jueves y el sábado, en todos los casos el suministro será normal el viernes.

"Lo más importante que hemos visto es el nivel de reducción de requerimiento de agua al dique. Son 14 millones de litros de agua", dijo Salibi quien agregó que la prolongación de las medidas quedan supeditadas a si llueve o no.

Y aunque las cadenas de oraciones se multiplican para que caigan precipitaciones en la provincia de Córdoba que sirvan para revertir el desolador panorama actual, el agua llegaría recién para el fin de semana, según adelantó el meteorólogo Mario Navarro. Según las estimaciones, el viernes por la tarde-noche "se producirían tormentas con chaparrones de mediana intensidad, con milimetrajes interesantes para paliar la difícil situación que se vive en la provincia".

Otras localidades

Dentro de las situaciones críticas que se viven en todo el territorio provincial, en la localidad de Salsipuedes, el escenario se complica porque esa población se abastece de agua a través de pozos que están casi secos, informó el intendente Sergio Cornejo.

"Las perforaciones son cinco, que están funcionando en un 50 por ciento, por lo que estamos distribuyendo agua en camiones, con los que no damos abasto", dijo el jefe comunal. Además, admitió que ya se registraron las primeras peleas, algunas hasta con golpes de puño, en la localidad por ese motivo.

Por su parte, en la turística Villa Carlos Paz, que se alimenta de la planta potabilizadora de Cuesta Blanca, que nutre el río San Antonio, muy lejos de sus niveles, el alerta rojo sigue vigente y las autoridades extreman controles para que el uso se limite al consumo humano y se eviten los derroches, los que son sancionados con multas.

La Cooperativa concesionaria del servicio a Villa Carlos Paz instaló una bomba alternativa en el lago San Roque, de donde saca agua para proveer al barrio Costa Azul, en el ingreso norte de la ciudad.

En Cosquín se apela a la extracción de agua del balneario La Toma que se distribuye en camiones, con prioridad a hospitales, geriátricos y escuelas, aunque no es apta para el consumo y sólo puede ser usada para higiene y servicios sanitarios.

Se suman a las localidades donde ya se están implementando cortes programados, San Antonio de Arredondo, Mayú Sumaj, Tala Huasi, Cuesta Blanca, La Cumbre y La Granja.

Comentá la nota