Sequía profunda: el fuego arrasa con pastizales e ingresa al Iberá

Corrientes atraviesa la peor sequía en un siglo. Hasta las zonas de humedales están perdiendo el agua de los bañados que rodean las grandes lagunas. Los incendios proliferan y desde Defensa Civil admiten que la cantidad de focos supera la capacidad operativa de los bomberos voluntarios que trabajan a destajo ya con la colaboración de efectivos de otras instituciones.
Campo adentro, los analistas sostienen que el sector agrícola ganadero podría caer en una recesión profunda porque ya se diluyó la esperanza de que una lluvia otoñal tardía salve la producción y permita el crecimiento del pasto para alimentar el ganado durante el invierno.

ESCENARIO CRÍTICO

Lejos de pronósticos de precipitaciones importantes para los próximos días, meteorólogos adelantaron que podría llegar el frío seguido de una helada que agudizará la crisis del campo. En los claustros científicos observaron que "El Niño" podría derivar en una mayor reducción de las precipitaciones durante este año, con consecuencias devastadoras para los productores.

La técnica e investigadora en medio ambiente del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) Estela Carballo, advirtió que "vamos a atravesar el otoño más seco de los últimos 100 años", y consideró que la situación se agravará porque el ciclo se inició "sin carga" de agua en el suelo. Esto hace prever una mayor merma en el rendimiento agropecuario. Las pérdidas en el sector arrocero, ya dados a conocer, son un ejemplo. Mientras los ganaderos, que transitan la campaña de vacunación antiaftosa adelantaron que los resultados del relevamiento no serán positivos e incluso hay previsiones de una baja en el stock.

En una provincia, con una importante reserva de aguada dulce, como la constituyen los humedales, los abuelos nunca pensaron llegar a ser testigos de lo que está sucediendo. Los bañados que rodean las lagunas están totalmente secos. No hay verde.

EL IBERÁ ALCANZADO POR LAS LLAMAS

Ramón Villalba, Jefe de Guardaparques que trabaja para Conservation Land Trust (CLT), la asociación conservacionista con puntos de acción en áreas de los Esteros del Iberá señaló que en los últimos días sobrevolaron la zona de la reserva que abarca los departamentos San Miguel y Concepción y sostuvo que: "En 40 años nunca vimos algo así", en referencia a la sequía de los humedales.

En esa zona, en el conocido paraje Yahaveré, un foco de incendio que habría surgido en el Paso Mbiguá se extendió hasta el Tacuruzal e ingresó a los Esteros del Iberá, más precisamente al estero Carambola, sus nacientes dan lugar al arroyo homónimo y desemboca en la Laguna Paraná, para luego seguir su curso y terminar ensanchándose, formando la Laguna Medina.

"Del Paso Mbiguá el foco, de unos cuatro días atrás, se extendió al Tacuruzal, donde Tompkins tiene campos -que aún no son parte del proyecto de CLT- que fueron arrendados a un privado para la cría de ganado", relató y explicó que en ese espacio de unas mil hectáreas las 90 cabezas de haciendas fueron trasladadas hacia la laguna de Yahaveré porque la sequía devastó el pasto y los pequeños bañados que servían para alimentar a los animales. Rápidamente llegó al estero Carambola y el viernes lo habían controlado pero es probable que las llamas se reaviven por el viento Norte", comentó.

"El viernes sobrevolé la zona y no se podía ver nada. Todo era humo", relató a su turno Ricardo Quintana, un avezado piloto mercedeño que realiza trabajos en la reserva, al ser consultado por este diario.

El trabajo de los brigadistas de la estancia El Tránsito y Bomberos Voluntarios con la coordinación de Defensa Civil de la provincia se centró en el rodeo del foco y la realización de cortafuegos para evitar que las llamas se extiendan hacia los campos con ganado o pequeños islotes habitados. No se sabe qué habrá originado el incendio, pero como relató Villalba a este diario "si se tranca una camioneta, hasta el roce de las cubiertas con el pasto pude encender una llama de lo tan seco que está".

Emiten estado de alerta por proliferación de incendios

La directora de Defensa Civil de la Provincia, Pabla Acosta de Servín, informó hoy que se elevaron notas a la Subsecretaría de Asuntos Municipales, la Policía de Corrientes y Vialiadad Provincial para que alerten a las respectivas Comunas y delegaciones sobre la proliferación de los incendios y la necesidad de prestar colaboración para su control.

La funcionaria provincial admitió que por las condiciones climáticas adversas se multiplican día a día los focos de incendio en terrenos baldíos, banquinas y zonas rurales de difícil acceso que desborda la capacidad operativa de los Bomberos Voluntarios. "Son muchos los focos", dijo y volvió a reclamar a la población: "no realizar quemas intencionales2.

Confirmó que son tres los puntos más críticos: Cañada del Toro en el departamento de San Luis del Palmar, un foco que se extiende desde hace 20 días, diferente al ubicado donde se trabajó durante la Semana Santa en Lomas de Vallejos, que es inaccesible para algún tipo de operación por tierra; la zona que va de Villa Olivari a Ituzaingó y los Esteros del Iberá en Concepción.

Comentá la nota