La sequía obliga a ganaderos a buscar lugares en la región

La sequía activó la alarma en el INTA. Desde las provincias de Buenos Aires y Santa Fe buscan lugar para albergar a los animales ante la dramática situación
"Debido a la sequía que azota a gran parte del país, se comunicaron con INTA Villa María productores solicitando lugar para traer sus animales, la razón es que se les agota la posibilidad de seguir teniéndolos en sus campos.

Por tal motivo apelan a la solidaridad de los colegas productores de la región para paliar la trágica situación que atraviesan".

Este es un comunicado emitido con carácter de "Urgente" por el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), y que obtuvo ya alguna respuesta por parte de productores de la zona.

Sergio Dequino, titular de la Delegación villamariense del INTA, indicó que ayer ya se produjeron ofrecimientos en Villa María.

"Hay solidaridad entre los ganaderos, otros piden el pasaje o directamente buscan alquilar o comprar. Están dispuestos a cualquier cosa para evitar que se le mueran los animales", dijo Dequino a EL DIARIO Rural.

Esta situación es "insostenible en las provincias de Buenos Aires y en Santa Fe por la sequía", remarcó.

Indicó que el comunicado busca dar a conocer la situación y que quienes puedan atender el caso, se comuniquen con el ingeniero Martín Neuman (011-47927573 y 011-1566184595, de Buenos Aires) y con Hernán Mateuzi de Santa Fe (03491-420788 y 03491-15583382, Ceres, Santa Fe).

Informe del INTA

Los datos que siguen fueron relevados por la Red de Información Agropecuaria Nacional (RIAN) del Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), al 6 de enero de 2009.

La Red de Información Agropecuaria Nacional (RIAN), perteneciente a la Gerencia de Gestión de la Información INTA, comunicó información cualitativa que refleja el estado de situación de la producción agropecuaria en el área actual de influencia de la RIAN -que incluye todo el país con la excepción de las regiones de Cuyo y Patagonia-.

El reporte se realizó a partir de seguimientos mensuales de cultivos, el estado agroclimático e hídrico de los suelos afectados por la sequía; para muchas localidades de la región pampeana, las lluvias han sido las más bajas de los últimos cien años.

Los resultados se presentan divididos según provincias, departamentos y partidos, y calificados en tres niveles que engloban simultáneamente a las producciones agrícolas y pecuarias: bueno, regular y malo.

La magnitud

Los datos analizados evidencian la seriedad del efecto de la sequía, agravada por su magnitud, que dificulta alcanzar los rendimientos normales de los cultivos. En ese sentido, el gerente de Gestión de la Información del INTA, Ingeniero Andrés Sipowicz, informó: “La producción de trigo ha sido la más baja de los últimos 30 años y todo parece indicar que la producción nacional de maíz, soja y girasol estará muy por debajo de la producción creciente que se tuvo los últimos años”. Además, “las heladas tardías de noviembre afectaron principalmente al maíz en la provincia de Buenos Aires”.

Debido a esto, durante la campaña 2008/09, la sequía provocó una merma de aproximadamente 7-8 millones de toneladas en la producción de trigo, que pasó de 15-16 millones de toneladas a 8,5-9, según explicaron.

En Córdoba

Si bien la sequía afecta a buena parte del país, las provincias de Córdoba y San Luis aún no se han visto afectadas. Por esto, los cultivos de maíz y soja se han implantado bien y están en buen estado. Sólo el área lindante con Santa Fe del departamento San Justo, en el Este cordobés, tiene problemas de sequía que todavía no son graves, pero que ya generan preocupación.

Más afectados

De acuerdo con la RIAN , las regiones más afectadas son el norte de Santa Fe y el sur de Buenos Aires, donde se registraron muertes de animales (ver foto adjunta) -lo que motivó a algunos productores a mudar su rodeo hacia otras regiones- y ocasionó la pérdida de buena parte de los cultivos de cosecha gruesa y pasturas diezmadas.

En la provincia de Entre Ríos, el cultivo de maíz está prácticamente perdido para cosecha.

Es prematuro anticipar cuál será el impacto de la sequía sobre la producción de soja, maíz y girasol pero, sin duda, será muy importante.

Comentá la nota