Por la sequía, son inminentes los anuncios para el campo.

Recién llegada de La Habana y Caracas, la Presidenta ultimó ayer los detalles del plan con varios funcionarios.
Podría haber retoques en las retenciones de granos y compensaciones para actividades agrícolas.

En medio de la peor sequía en varias décadas, y de amenazas de la Mesa de Enlace por profundizar sus planes de lucha, el Gobierno prepara anuncios de medidas para intentar aliviar la apremiante situación del agro, que serán difundidos en coincidencia con la reunión de la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria, prevista para el próximo martes.

La presidenta Cristina Kirchner decidió dar prioridad al campo ni bien llegó de su gira por Cuba y Venezuela, al revisar los últimos detalles del plan oficial que prepararon colaboradores del área de Economía.

En el paquete de anuncios podría haber retoques a las retenciones de granos y algunas compensaciones para actividades agrícolas, según trascendió. Fuentes oficiales confirmaron la existencia de los anuncios presidenciales en carpeta, que van por un carril diferente de las "medidas urgentes" reclamadas el martes último por la Mesa de Enlace de entidades agropecuarias.

El Gobierno intenta enfrentar las consecuencias sobre la producción agroganadera, en el marco de la fuerte sequía que atraviesa el país, y pese a que las lluvias podrían aliviar en parte la situación desde mañana.

Estimaciones privadas señalan que la baja producción de maíz, que oscilaría entre 12 y 14 millones de toneladas, podría provocar que se tenga que importar grano para alimentar a los animales.

La primera mandataria estuvo reunida ayer en la Quinta Presidencial de Olivos con la ministra de la Producción, Débora Giorgi, y el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Ricardo Echegaray.

Convocatoria

El jueves a la noche se puso en marcha el operativo oficial del Gobierno para el agro, cuando la Secretaría de Agricultura de la Nación (SAGPYA) convocó para el martes próximo a una reunión de la Comisión Nacional de Emergencia Agropecuaria. Si bien el comunicado oficial aclaró que se tratarán los casos informados por las provincias de Entre Ríos, Chaco, Santiago del Estero, Chubut y San Juan, "de aquí al martes se sumarán otras provincias", indicó una fuente.

Corrientes dio el puntapié inicial, luego de que el gobernador, Arturo Colombi, firmara el decreto de emergencia para poder ser incluido en la reunión. El procedimiento contemplado indica que el tratamiento a nivel nacional de emergencias y/o desastres agropecuarios tiene por requisito que esta situación sea declarada previamente por la provincia.

Más voces contra las retenciones

El Gobierno pampeano, aliado a la Casa Rosada en el conflicto con el campo, pidió ayer que la Nación elimine, al menos temporalmente, las retenciones a las exportaciones de granos y carnes para los productores rurales afectados por la sequía.

El ministro de la Producción de La Pampa, Abelardo Ferrán, admitió que la administración Kirchner se comprometió a enviar al menos 63 mil toneladas de maíz para los ganaderos de La Pampa.

"Sería una buena medida eliminar las retenciones", expresó el ministro, al ser consultado por la prensa. También destacó que "habría que eliminar, al menos temporalmente, las retenciones a los productores rurales afectados por la sequía".

No obstante, el gobierno provincial tenía una posición favorable al incremento porcentual de las retenciones a los granos durante el último conflicto entre el Gobierno nacional y el campo.

Ferrán aseguró que el Gobierno provincial aportará 10 millones de pesos más en subsidios y ampliará la línea de créditos.

La falta de lluvia hace estragos

Los sectores de la producción coinciden en que la sequía se llevó hasta el momento un millón y medio de cabezas y que habrá 500 mil terneros menos.

Los primeros análisis integrales sobre los daños que causó la brutal sequía que sufre casi todo el país, a excepción de un par de provincias, indican que además habrá dificultades para obtener forraje durante el invierno.

La parición de terneros será menor porque los ganaderos opinan que ante la falta de pasto, la vaca no se preña, y se estima una caída de la producción de 500 mil nacimientos.

Los precios de los remates cayeron hasta un 20 por ciento. En la cuenca del Salado, los precios disminuyeron hasta 0,50 pesos con respecto al destete anterior. El especialista en remates Gustavo Mandagarán explicó que las ventas oscilan entre los 2,50 a 2,80 pesos. "Sólo se mueve la aguja si aparece la venta en plazos, de 30 a 60 días", afirmó. De acuerdo con estimaciones, la producción de terneros en 2009 estará signada por la falta de agua, con porcentaje de destete que oscilará entre el 50 y el 60 por ciento.

El peso caerá unos 20 kilos y la producción nacional estará en el orden de los 13,5 millones de terneros, se estima. El especialista en ganadería del INTA Balcarce, el ingeniero agrónomo Daniel Rearte, explicó que los efectos de la sequía en todo el país se notarán en la caída de preñez y en la falta de agua con problemas de parto y mayor índice de mortalidad.

En estos momentos, según fuentes del Servicio Meteorológico Nacional el norte de Santa Fe es la región que sufre los mayores efectos de la sequía.

Comentá la nota