Sequía: gobernadores K coordinan acciones para atender a productores

Los gobernadores oficialistas de las provincias afectadas por la sequía encararon en las últimas horas acciones directas en respuesta a los productores y buscaron diferenciarse de aquellos que vienen reclamando acciones directas al gobierno nacional y criticando la negativa de declarar la emergencia agropecuaria nacional.
 En ese marco se inscribió ayer la reunión que mantuvo el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, con el jefe de Gabinete, Sergio Massa, a quien le transmitió los reclamos de los productores rurales pero además de los transportistas de carga de la provincia, otro de los sectores afectados por la menor actividad productiva.

   Massa le transmitió a Massa una serie de planteos que le formulara la Federación de Transporte Automotor de Carga de la provincia. Los transportistas entrerrianos le habían propuesto a Urribarri como solución coyuntural para el sector una serie de beneficios impositivos de alcance nacional. "Massa escuchó el planteo de Urribarri y la Nación va a dar una solucion en algún momento", señalaron fuentes gubernamentales.

   Asimismo, se indicó que se va a abrir un proceso licitatorio para las obra de riego necesarias a través del Banco Mundial, que va a administrar Massa.

   Por otra parte, el hombre de Daniel Scioli en el área, Emilio Monzó, confirmó ayer que "71 de los 134 distritos de la provincia de Buenos Aires están declarados en emergencia o desastre agropecuario" y explicó que "en todos los casos, esta prerrogativa que otorga a los propietarios de establecimientos agropecuarios exenciones impositivas rige a partir del 1 de enero".

   El gobierno de La Pampa anunció ayer que hoy se dará a conocer "una batería de medidas" para paliar las graves consecuencias de la sequía, entre las que podría incluirse la entrega de 63 mil toneladas de maíz que el gobierno provincial solicitó al secretario de Comercio Interior, Guillermo Moreno.

   Según trascendió, el gobierno nacional a través del Ministerio del Interior y de la Jefatura de Gabinete busca coordinar acciones para que los gobernadores del oficialismo atiendan personalmente la demanda de los productores y se prevé que podrían estar anunciándose nuevas medidas —que saldrían de este trabajo y relevamiento conjunto— cuando regrese la presidenta Cristina Fernández de su viaje.

   De esta forma, buscan sacar del centro de la escena a las entidades agropecuarias nucleadas en la mesa de enlace con las que el gobierno no mantiene diálogo directo desde el conflicto del año pasado.

Críticas. En medio de esta estrategia, una de las entidades de la mesa de enlace, la Confederación de Asociaciones Rurales de Buenos Aires y La Pampa (Carbap) adherida a CRA, denunció ayer que la promoción del engorde de ganado a través de feed lots de grandes dimensiones impulsada por el gobierno apunta a "hacer caja a costa de los productores" a través de un "distorsionado y negativo manejo esgrimido desde la Secretaría de Comercio Interior", a cargo de Guillermo Moreno.

Comentá la nota