La sequía castiga al 90% del país

La sequía de este año, una de las peores de los últimos tiempos, no sólo golpeó al campo (muchos se vieron obligados a dejar su actividad) sino que está comenzando a afectar a todo el país. Varias provincias sufren cortes programados en el suministro de agua, y la situación se vuelve aún más critica por las altas temperaturas
Uno de los distritos más afectado es Córdoba. La bajante del dique de La Quebrada complicó el suministro de toda la región de Sierra Chica: la ciudad de Río Ceballos, ubicada a 30 kilómetros de la capital provincial sufre hoy un corte total por 24 horas. El agua volverá a esa ciudad mañana, pero al mismo tiempo se interrumpirá el servicio en Unquillo y Mendiolaza, informó la agencia DyN.

Asimismo, la ciudad de Cosquín se vio obligada a consumir agua directamente del río La Toma, sin potabilizarla antes, por la sequía. En Córdoba Capital, patrullas municipales recorren las calles colocando cepos en las canillas y evitando el uso indebido del suministro de agua. En Villa Carlos Paz, una cooperativa distribuyó 60 camiones de 6.000 litros de agua a las casas de los barrios altos, que sufren la mínima presión hídrica. La situación promete agravarse si continúa la falta de lluvias.

El norte santafesino, por su parte, también vive una situación dramática: además de la sequía, sufren interrupciones en el suministro de electricidad. "Tuvimos dos o tres días de viento norte y sensaciones térmicas de hasta 55 grados. Desde el domingo a la madrugada hasta el lunes a la madrugada hubo corte de energía", dijo Enrique Fedele, intendente de Tostado -una de las localidades en crisis-, al diario rosarino La Capital.

San Luis sintió el alivio este fin de semana, con la llegada de las lluvias que ayudaron a combatir los incendios que sufría la provincia. Si bien queda sólo un foco de fuego, el sistema eléctrico provincial está en estado de emergencia por una falla en una de las líneas de alta tensión. En Catamarca, donde no llueve desde febrero, más de 500 hectáreas fueron destruídas por el fuego.

En total se estima que el 90% del país es afectado por la sequía, que además afecta el suministro de agua en provincias como Santa Cruz, La Rioja y Tucumán.

Comentá la nota