La sequía azota a Algarrobo del Aguila

Pablo Bravo, ex intendente de Algarrobo del Aguila, es maestro en esa localidad. Desde las aulas, piensa que los alumnos deberían defender pueblo por pueblo el río Atuel, que hoy está completamente seco.
Lo que alguna vez condujo el cauce del río Atuel hoy es una perfecta calle arenosa llena de médanos que sepultaron el rastro del agua. En sus orillas, el avance de tamariscos y residuos que alguna vez acarreó el río, muestra a las claras una imagen desértica, mezcla de abandono y soledad.

Pablo Bravo está lleno de una impotencia que se traduce múltiples interrogantes: "¿Qué debo sentir como ciudadano del único pueblo ribereño del brazo activo del Atuel, llamado Arroyo de La Barda? ¿qué debería pensar un ciudadano, pampeano, de Santa Rosa, Chacharramendi, Trenel o Toay?, ¿qué deberíamos sentir todos los que habitamos esta provincia?, ¿dónde están las 28 mil firmas del Todos por el Atuel?".

Compromiso.

El ex intendente hace un recuento de algunas experiencias vividas cuando comenzó el pequeño desafío de defender el río. "Alguna vez existió un incipiente compromiso que hoy ha desaparecido. Hemos perdido la identidad. El río lleva más de cinco meses seco y cuando el agua vuelva no todo va a ser normal. El cauce está obstruido por tamariscos y médanos y es previsible que cuando larguen el agua esto vuelva a inundarse como alguna vez sucedió", expresó.

Interrogado por la solución, Bravo invierte sus esperanzas en sus alumnos: "Esta identidad que nos hace falta debe salir de las aulas, de los niños. Ellos deben mamar este derecho y defenderlo. Cuando ello se concrete, de estas descascaradas aulas que tenemos deberían salir pueblo por pueblo mostrando a todos los pampeanos que por acá, por esta calle medanosa debe pasar un río".

Sequía.

Hace largos días, prolongadas semanas y varios meses, que el brazo del Atuel no tiene agua. Allí murieron los peces, la flora y fauna se modificó y los puesteros ribereños, vieron afectada su hacienda ante la falta del vital líquido.

Según Pablo Bravo, ninguna autoridad provincial se ha interesado por la defensa de un cauce normal del Atuel. "Nunca escuché al gobernador Oscar Mario Jorge armar una oración en defensa del río. Este último tiempo ni siquiera organismos gubernamentales o asociaciones gubernamentales han visitado Algarrobo del Aguila. A nadie le preocupa la ausencia total de agua. Tampoco sé cuál es el papel de los diputados que representan a los ciudadanos de esta región ante esta problemática", concluyó con tristeza el intendente.

Comentá la nota