La sequía afecta la producción de energía.

Posadas. Electricidad de Misiones SA opera generación alternativa para responder a la demanda. La usina de Oberá y otras fuentes reemplazan a la principal generadora.
Al igual que el resto de los cursos de agua de la provincia, el arroyo que alimenta a la represa de Urugua-í, y que lleva el mismo nombre, se encuentra seriamente afectado por la sequía que afecta a la región, por lo que los niveles de cota de la represa se encuentran en un 35% de su capacidad óptima.

Ante esta situación, y para cuidar el agua como recurso fundamental para la producción de las dos turbinas, la empresa Electricidad de Misiones previó una serie de inversiones y mecanismos alternativos de generación eléctrica con las que se suple a tan importante fuente autónoma.

Es así que se decidió que las turbinas de la represa funcionen sólo en horas pico, mientras que durante el resto del día la demanda de la zona norte y centro es atendida en parte por la usina de la localidad de Oberá, que genera 13 megavatios y que fue totalmente remodelada y optimizada durante 2008, después de décadas sin mantenimiento.

Esta optimización requirió una inversión de medio millón de pesos en promedio, con lo que la empresa aseguró su correcto funcionamiento ante esta coyuntura.

"El déficit pluvial ya se venía sintiendo en los últimos tiempos, por lo que decidimos invertir fuertemente para asegurar otras fuentes de generación y fortalecer la respuesta de EMSA ante la demanda de los usuarios. Urugua-í es una perla para Misiones, pero debemos cuidar ese surco de agua, por lo que estamos descentralizando la provisión para que ninguna región de la provincia tenga carencias energéticas", explicó el presidente de la prestataria, Héctor López Ricci.

Paralelamente, recordó que EMSA importa energía desde la localidad de Carlos Antonio López (Paraguay) hacia la localidad de Eldorado, cuya zona de influencia recibe 30 megavatios mediante esta interconexión.

También responde a la demanda de la zona industrial-forestal con la compra de la energía excedente de la planta de Alto Paraná, que completa el esquema de provisión de la zona. "Todo el Sur provincial tiene asegurados cantidad y calidad de energía mediante la interconexión en 500 kilovoltios en la Estación San Isidro, mediante las obras de ampliación de esta importante infraestructura que felizmente culminamos en 2008. Actualmente se encuentran en proceso de licitación las obras de transmisión al resto de la provincia, y en el interín aseguramos provisión en cantidad suficiente mediante todo este esquema alternativo", agregó el funcionaro. Y recordó que "esta provisión también se optimizó con el proceso de aumento de la potencia en las Estaciones Transformadoras, en las que se reemplazaron los transformadores en un programa que también iniciamos en 2008 y prosigue en la actualidad, con inversiones importantes".

Pese a que Misiones registra una baja en la demanda de energía con respecto al verano y por obvis cuestiones estacionales, el promedio de crecimiento sigue en alza si se compara los meses de enero, febrero, marzo y abril de este año con igual período del año 2008. Es así que en energía suministrada se registró un crecimiento del 2,8% y en demanda de potencia el promedio de aumento es superior al 3%.

Para López Ricci, "esto marca el crecimiento sostenido que experimenta Misiones, que pese a la crisis internacional tiene una fuerte actividad. Sólo así se explica el aumento en energía y potencia, porque en esta época el consumo domiciliario registra su baja estacional".

Así, el promedio de demanda de potencia sigue por encima de los 260 megavatios hora, con picos de hasta 265 megavatios, como el registrado el pasado lunes.

Comentá la nota