La Sepyme volvió a la cancha y destinó $ 200 millones para créditos a tasa blanda

Se trata de préstamos subsidiados a una tasa fija del 12,5% a 12 meses de plazo. Los elegidos en la licitación fueron el Banco Nación, el Credicoop y el Provincia. Hoy el ente lo anunciará oficialmente
La Subsecretaría de la Pequeña y Mediana Empresa (Sepyme) volvió a la cancha el viernes con una licitación para el estímulo a las pequeñas y medianas empresas que apunta a mejorar su acceso al financiamiento. Según revelaron fuentes bancarias a El Cronista, en la subasta, el organismo oficial adjudicó $ 200 millones destinados a financiar capital de trabajo a tasa blanda. La entidad lo anunciaría hoy. Pero en su página web adelanta parte de la información en el marco del Programa de Bonificación de Tasas de interés.

Según pudo confirmar este medio de la subasta participaron 15 bancos, tanto públicos como privados. La tasa de corte fue del 12,5% a 12 meses de plazo. Si bien la oferta se presenta tentadora, desde una de las entidades participantes declararon, sin embargo, que es muy difícil quedar como elegidos en estas licitaciones porque hay una gran dificultad en los bancos para hacer frente a intereses tan bajos. Hoy las tasas para este tipo de líneas en el mercado superan en muchos casos el 20% anual. "El promedio debe estar entre el 23% y 25 %", señaló el gerente de este sector de una entidad de primera línea.

En este sentido, según confirmaron las fuentes consultadas, no sorprendió la victoria de las tres entidades que finalmente ganaron la licitación. Según revelaron desde un banco–aunque sin detallar los números–, en primer lugar y el que se llevó un mayor porcentaje del monto licitado fue el Banco Nación, le siguieron el Credicoop y el Banco Provincia. Más allá de las dificultades del sector financiero de prestar a tasas baratas, lo cierto es que históricamente las licitaciones de la Sepyme gozaban del visto bueno de gran parte del sistema bancario. No obstante, hace tiempo ya que el organismo dirigido por Horacio Roura había dejado de subsidiar líneas fomentando la financiación del sector a nivel nacional. Ese espacio fue copado por otros organismos oficiales como la ANSeS, por caso. "Este año organismos como la Subsecretaría de Desarrollo de la Ciudad o la ANSeS la reemplazaron de alguna manera con este tipo de esquema", comentaba un gerente de uno de las entidades financieras que participaron de la licitación del viernes.

Los esfuerzos de los organismos oficiales se dirigen hacia una realidad: la situación de las pequeñas y medianas empresas pende de un hilo. No sólo que el acceso a la financiación les resulta muy costoso, sino que la producción registró una caída importante y las decisiones de inversión en algún punto están frenadas. Así es como desde el Gobierno, aunque no lo admitan en voz alta, se está dando una clara señal de que el sector necesita un impulso. En este contexto, entidades como el Banco Central–por caso– ya se sumaron a la ANSeS y a la Sepyme

Comentá la nota