Con el séptimo refuerzo en casa

En esa búsqueda por armar el plantel a gusto Ricardo Caruso Lombardi tendrá, desde esta mañana, otros dos refuerzos. Sebastián Rosano y Marcos Brítez Ojeda, los nuevos volantes que se suman a la lista que llega a seis incorporaciones con la chance de que en estas horas sean siete, porque Damián Ledesma, el volante de Independiente, tiene todo acordado para cruzar la vereda de Avellaneda. Así, al técnico le quedan pocos puestos por resolver para tener al plantel elegido.
A Rosano, el uruguayo que jugó en Tigre, Racing le compró la mitad del pase en unos 300.000 dólares, mientras que Brítez Ojeda, que llega de Los Andes, lo hace a préstamo por un año con una opción de compra de 900.000 dólares. Ambos se hicieron la revisión médica y hoy estarán en el predio de Pilar, donde el grupo realiza los trabajos de pretemporada. En tanto, Ledesma arregló de palabra su contrato y firmará en breve. La operación se hizo a préstamo con una opción de compra.

Lo que ahora falta para completar el pedido de Caruso es el puesto de arquero y un delantero. En cuanto al reemplazante para Pablo Migliore el técnico pretende a Pablo Santillo. Y para ocupar las vacantes de Gustavo Campagnuolo y Martínez Gullotta figuran Jorge De Olivera y el uruguayo Rodrigo Muñoz, de Nacional. De todos modos, los dirigentes todavía no descartan ese sueño de poder comprar, al menos, una parte del pase de Agustín Orion. Es más, dicen que ya hubo algunos contactos para ver si la posibilidad es firme.

El panorama para traer otro atacante todavía no está claro. Si bien el entrenador entregó una lista con los nombres -figuran Armani y Pavlovich, entre otros-, no hay indicios de que llegue alguno para sumarse a los seis jugadores que están a disposición: Pablo Lugüercio, Rubén Ramírez, Lucas Castromán, Damián Steinert, Pablo Caballero y Javier Velázquez.

Comentá la nota