LA JR DE LA SÉPTIMA SECCIÓN ELECTORAL SE REUNIÓ EL SÁBADO EN GRAL. ALVEAR

En un marco de diálogo e intercambio, los jóvenes radicales de la Séptima Sección Electoral, se reunieron para debatir una serie de temáticas que ven con preocupación y creen deben ser discutidas entre todos los actores que se encuentran trabajando en el escenario político de la sección.
En este sentido, se diagramó el encuentro que contó con la presencia de representantes de los distritos de Saladillo, Bolívar, 25 de Mayo, Tapalqué, Olavarría, Azul y los anfitriones de General Alvear, y la participación como invitados de dos jóvenes que compartieron sus experiencias y visiones como representantes de la juventud en ámbitos de gobierno, como son el Secretario de Gobierno de la Municipalidad de Saladillo, Vladimir Wuiovich y el concejal electo de 25 de Mayo por la UCR, Diego Canullán.

En la oportunidad, se abordó la necesidad de implementar y difundir mecanismos de participación ciudadana en la toma de decisiones en los gobiernos locales, buscando un acercamiento del ciudadano a la política, para el fortalecimiento de la gobernabilidad en la Argentina; el tratamiento de la situación de la JR provincial y seccional; discusión sobre el rol del Partido y específicamente de la Juventud para delinear un plan de trabajo que le permita ser parte de las decisiones partidarias y la posibilidad de incorporar temáticas de interés de los jóvenes en la agenda de gobierno tanto local como provincial.

Como producto del encuentro, se redacto un documento político plasmando la postura unificada y consensuada de la JR seccional, y se definió el armado de una mesa seccional integrada por un representante por distrito, a los fines de agilizar el intercambio de información y realizar de manera ordenada las futuras actividades.

De esta manera, se programó un próximo encuentro en la localidad de Olavarría y las Juventudes Radicales de la Sección asumieron el compromiso mancomunado de aunar esfuerzos para hacer del radicalismo una alternativa real de gobierno de cara al 2011.

Comentá la nota