Septiembre pasó y la presión por los sueldos crece

Río Negro no consigue recursos para los estatales. Nación ayuda, pero se necesitan $ 150 millones.

El Estado rionegrino busca los mecanismos financieros para nutrirse de los fondos que le permitan pagar los sueldos de setiembre. Pero el panorama, hasta ayer, era sumamente complejo.

El martes, el ministro Pablo Verani se reunió con el gobernador Miguel Saiz, para intentar definir acciones que conduzcan a la obtención de dinero y así poder anunciar el cronograma de pagos.

La principal gestión, que ya estaría directamente en manos del gobernador, está orientada al gobierno nacional. Se espera que en estos días se giren las dos cuotas adeudadas -agosto y setiembre- del Programa de Asistencia Financiera -PAF- que permitirían reunir unos 52 millones de pesos.

No obstante, esa expectativa de máxima, no representa ni la mitad del dinero total que se requiere para cancelar la masa salarial. Se calcula que el Estado rionegrino eroga en sueldos unos 150 millones, pero un 20 por ciento de eso se va en aportes, cuyo depósito puede prorrogarse.

Contando, sin embargo, las dos cuotas del PAF y las postergaciones de los conceptos previsionales y sindicales, la necesidad inmediata de efectivo sigue superando los 70 millones de pesos. "La unificación de todas las cuentas del Estado -incluidas las de las empresas públicas- sirve de respaldo frente a posibles rojos bancarios", indicó una alta fuente del gobierno provincial.

Por su parte, el diputado nacional y secretario general de UPCN, Juan Carlos Scalesi, señaló ayer que para el mediano plazo "se está trabajando para poder cobrar salarios sin que se emitan bonos". Dijo que en el Congreso buscan modificaciones al régimen fiscal para destrabar aportes financieros, subrayando que "en definitiva no es ningún aporte de Nación como un regalo, porque Río Negro, como otras, es una provincia productiva que está subsidiando a otras que no lo son tanto y no están pasando momentos tan difíciles como la nuestra".

En relación al acuciante corto plazo, Scalesi expresó a este medio que, según pudo saber, antes del fin de semana, el gobierno provincial estaría anunciando el cronograma de pagos, aunque manifestó que existe extrema preocupación en el Ejecutivo por la necesidad de recursos para la cancelación salarial.

Al menos cinco funcionarios de alto rango consultados ayer por "Río Negro" confirmaron la tensa expectativa por novedades existente puertas adentro del gobierno. Algunos sugirieron que desde Hacienda se echaría mano a fodos de las empresas públicas para la obtención de liquidez.

Sin embargo, el titular de la Secretaría de Empresas Públicas, Gabriel Savini explicó a este medio que, en realidad lo que se realiza, es la postergación de los pagos de las contraprestaciones que las diferentes empresas hacen para el Estado provincial. "Se puede decir que las empresas del Estado aportan su crédito privado y solvencia comercial, al Estado Provincial".

Sostuvo que "nosotros, en este momento de crisis, al estar comprometidos con la gestión, ponemos la mejor buena voluntad para esperar que el gobierno pueda hacer frente a sus oblgaciones", indicó. Por caso, Horizonte -por los seguros de los empleados-, Altec -por el servicio de software y conectividad-, Viarse -por el mantenimiento de caminos-, entre otras, cobran de Hacienda altos montos por los servicios prestados.

Comentá la nota