Separatismo separatista

La organización independentista vasca ETA expulsó a cinco de sus miembros encarcelados en prisiones españolas por haberse saltado "la disciplina". Así dice un comunicado del colectivo de presos etarras EPPK publicado por el diario vasco Gara, que apoya la lucha por un País Vasco separado de España.
Entre los cinco reclusos expulsados de la organización armada separatista vasca se encuentra Valentín Lasarte, quien fue miembro del sanguinario "comando Donosti" y se distanció públicamente de ETA tras el asesinato del empresario vasco Ignacio Uria, en diciembre de 2008. Tras su expulsión, los cinco "hablarán y ejercerán a título personal" y no en nombre del colectivo de presos, señaló él mismo.

ETA y su entorno se encuentran desde hace tiempo sumidos en un debate sobre la línea a seguir, en un momento en el que la organización separtista vasca se encuentra debilitada por los fuertes golpes policiales que ha ido sufriendo. El ilegalizado entorno político de ETA se encuentra además dividido entre quienes apuestan por continuar con la lucha armada y los que creen llegado el momento de abandonarla y trabajar por el mismo fin, la independencia del País Vasco, desde canales institucionales.

Miles de personas se manifestaron el pasado sábado en Bilbao exigiendo la reagrupación de los presos etarras, que se encuentran encarcelados en prisiones del resto de España, fuera del País Vasco. El Tribunal Supremo español confirmó recientemente la retirada de las subvenciones que el gobierno regional vasco, cuando estaba en manos del Partido Nacionalista Vasco (PNV), otorgaba a las familias de los presos de ETA para que acudieran a visitarlos. Desde mayo de 2009, el Ejecutivo de esa región del norte de España se encuentra en manos del socialista Patxi López.

Comentá la nota