Separaron residuos para reciclar y equiparon sus escuelas

La entrega se realizó en el marco del proyecto URBAL III. Esta semana recibieron insumos una escuela de la capital y 9 establecimientos de Tafí Viejo.
Útiles escolares, juegos para jardines de infantes, ventiladores y elementos deportivos, conforman el equipamiento que la municipalidad de San Miguel de Tucumán, está entregando a escuelas que participan de la propuesta ecológica "Separar para reciclar está en tus manos", iniciando una nueva etapa del proyecto URBAL III.

Convocados por la comuna capitalina, las escuelas funcionan como centros de recolección de residuos de plástico que es comercializado, y con el ingreso obtenido se adquieren los insumos para el beneficio de los alumnos.

"Con esta entrega de equipamiento que se pudo comprar con la venta de los envases PET los chicos están aprendiendo que los envases tienen valor, y que algunos residuos se pueden recuperar y transformarse en dinero e insumos útiles para ellos", expresó Isabel Salas, Directora de Planificación Urbanística Ambiental municipal, quien recordó que son "aproximadamente 12.500 alumnos de San Miguel de Tucumán, Tafí Viejo, Yerba Buena y Las Talitas, los que están participando y fortaleciendo la relación intermunicipal".

Esta semana se inició la entrega de equipamiento en la escuela Juan Pablo II del barrio El Manantial de la capital, y en 9 escuelas de Tafí Viejo, como Próspero Mena, Salas y Valdez, Congreso de Tucumán, Fray Cayetano Rodríguez, y Las Bases, entre otras. La próxima semana, el plan continuará en otras escuelas de la capital como Irigoyen y Gabriela Mistral.

"Me parece excelente que la Municipalidad invite a escuelas de otras ciudades, porque cuando se quieren conseguir cosas de valor, como mejorar el ambiente, hay que dejar de lado las individualidades, para difundir la información, el entusiasmo, y trabajar en forma colectiva, que es la mejor manera de conseguir mejores resultados", opinó la Directora de la escuela Próspero Mena de Tafí Viejo, Ester del Carmen Aylan.

Alumnos, docentes y familias comprometidos con el medio ambiente

"Nos explicaron que podíamos integrar a nuestros padres y vecinos, trabajamos todos, y al final en nuestra escuela juntamos como 30 mil tapitas de plástico. Fuimos la escuela que mas tapitas juntó", relató contenta Gisell González, alumna de la escuela Juan Pablo II. Su compañero, Hernán José Álvarez, agregó que "yo le pedí a mis vecinos, a mi familia, explicándoles que separar las botellas y tapas servía para cuidar el medio ambiente, y también para ganar dinero que ayude a la escuela".

Está previsto que el próximo año, se sumen también escuela de banda del Rio Salí, Alderetes y El Manantial, a esta iniciativa que busca comprometer a todos para generar un ambiente libre de contaminación.

Comentá la nota