Se separan.

Huracán comprará la mitad del pase de Bolatti, aunque no pudo retener a Pastore, que se va al Palermo.
Hay dos posibilidades para analizar la disolución de la dupla cordobesa. Por un lado, el vaso medio lleno: el Globo tiene casi cerrada la compra de la mitad del pase de Mario Bolatti, que asegura, al menos, que se quede seis meses más (y un rédito a futuro en caso de venta). Por otro lado, el vaso medio vacío: se confirmó que Javier Pastore se va al Palermo de Italia.

Del ex Belgrano, tras un gran campeonato que lo marcó como el mejor jugador Olé con un promedio de 7,18, se decía que lo quería Independiente, luego Boca y más tarde River. Pero el rubio seguirá en Parque Patricios. ¿Cómo hace el Globo para retenerlo? Según le explicó Carlos Babington a Olé, Huracán -con la colaboración de un grupo empresario encabezado por Marcelo Simonian- hará uso de la opción que tiene por el 50% del pase, a cambio de 2.000.000 de euros. Casualmente, el Porto -hasta ahora dueño del 100% del pase de Bolatti- le debe a Huracán 900.000 euros por un porcentaje de la reciente venta de Lucho González del club portugués al Olympique de Marsella. Ese dinero es el disparador para que el volante se quede. "No hace falta que diga que me encantaría seguir acá, aunque sean seis meses más", declaró Bolatti, quien agregó que "quiero quedarme a conseguir cosas importantes e intentar devolverle a Huracán las gentilezas que tuvo conmigo. Se lo merece".

Retener a Pastore era mucho más complicado para Huracán porque sólo es dueño del 10% del pase (porcentaje que le reconoció Simonian, ya que, en realidad, el jugador originalmente era mitad del empresario y mitad de Talleres). La expectativa del Globo era venderlo ahora y que se quede por seis meses más. Incluso el consejo de Cappa fue claro: "Salvo que vaya al Arsenal o al Barcelona, no le conviene irse ahora a Europa, porque no va a jugar o lo van a poner de carrilero a correr y correr". Sin embargo, el equipo siciliano lo quiere en Palermo el 20 de julio, para hacer la revisión médica y quedar listo para iniciar la pretemporada en su nuevo equipo.

En la tarde de ayer hubo una extensa reunión entre Babington y Cappa, con el objetivo de ir definiendo cómo será el Huracán que se viene (mañana el técnico se va una semana a Madrid y quiere la certeza de que a la vuelta todo estará sobre ruedas). Ya hablaron de refuerzos. El técnico pretende un lateral izquierdo -y quizá un derecho también si se va Araujo-, un volante y, al menos, un delantero (Nieto y Medina se van). Los jugadores de Huracán se cotizaron y son codiciados. Y Cappa espera que los dirigentes cumplan con el compromiso de evitar una gran sangría y que se mantenga la base del equipo sensación del fútbol argentino.

Comentá la nota