Separan a un jefe del Edecom por un faltante de dinero

La Dirección Administrativa del ente descubrió que se cobraban multas manualmente pero después no eran ingresadas al sistema. Fue desplazado Isidro Gutiérrez, jefe de la Coordinación de los inspectores
Un infractor indignado permitió descubrir un faltante de dinero dentro del Edecom. Cuando fue a renovar su carné, el conductor se quejó porque aparecía como impaga una multa que él había cancelado. Una investigación de la Dirección General Administrativa determinó que el jefe del Área de Coordinación, Isidro Gutiérrez, habría cobrado una serie de multas durante la tarde, cuando las cajas están cerradas, pero después no habría rendido esos ingresos en el sistema informático y contable del ente. Por lo tanto, la sospecha es que ese jefe, que tiene a su cargo a todo el personal que sale a la calle a controlar el tránsito y el orden, se quedó con dinero público.

Jorge Méndez, presidente del Edecom, aseguró que, ni bien se detectó el caso, el jefe de Coordinación de Tránsito fue separado preventivamente de su cargo.

"Por el momento, consideramos que se trató de una demora en la rendición. No podemos acusar a nadie hasta tanto no se termine el sumario y no estemos completamente seguros de lo que pasó. Eso sí, se separó preventivamente al agente, se dispuso el inicio del sumario y se informó a los superiores", declaró Méndez.

Gutiérrez era jefe interino de la estratégica área de Coordinación de Tránsito.

El presidente del Edecom manifestó que actuó ni bien la Directora Administrativa le informó de las irregularidades. "En este organismo no se oculta nada. Media hora después de que recibiéramos la información, firmamos la resolución que separó de su cargo interino al jefe de Coordinación. A la vez, se pidió la realización de un sumario para que se sepa fehacientemente qué pasó y cuál sería el monto del faltante", manifestó Méndez.

Desde la propia Municipalidad hay versiones de que la defraudación habría llegado a los 15 mil pesos. Sin embargo, el presidente del Edecom se negó a dar cifras y dijo que se conocerán cuando la Directora General Administrativa, la contadora Analía Magri, termine un informe pormenorizado del dinero que falta.

¿Cómo habría sido la maniobra? La protesta del conductor que había pagado la multa pero aún aparecía como incumplidor despertó la sospecha. El Edecom tiene las cajas de cobro abiertas entre las 7.30 y las 15.30. Pero la grúa funciona toda la tarde y hay autos que son demorados después de la hora de cierre. Según explicó Méndez, había gente de la región a la que se le demoraba el auto, por ejemplo a las 17, y no podía regresar a su pueblo hasta el otro día. Por eso, para la tarde se habilitó un sistema especial: un fiscal contravencional de turno debe autorizar la liberación de cada vehículo y, una vez que se produce ese trámite, un cajero de turno, que es llamado para que concurra fuera de hora, cobra manualmente la multa.

Al otro día, ese cajero debe rendir cuentas y asentar en el sistema informático el ingreso del dinero. El automovilista que se quejó tenía el comprobante pero su pago no estaba registrado en el archivo digital. Cuando investigaron, descubieron que en los talonarios de papel había un número hasta ahora indeterminado de boletas emitidas pero no rendidas. Por ejemplo, en un talonario podían faltar 25 boletas pero al sistema habían ingresado los pagos de sólo 20.

Según la resolución 915 del Edecom, el jefe de Coordinación de Tránsito recibió en forma personal los Mandatos de Ingreso "a fin de que él mismo percibiera los montos que en concepto de multa abonaban los infractores que no residen en Río Cuarto". No había demasiadas posibilidades: el responsable sólo podía ser uno.

Comentá la nota