Separan del cargo a la directora del escándalo

Seguirá cumpliendo tareas administrativas en otro establecimiento hasta que se defina el sumario que está en proceso.
La comunidad educativa del colegio Provincial de Santa Lucía está completamente conforme con la medida tomada por el Ministerio de Educación: la separación provisoria de Elena Andrada de su cargo como directora. Ella fue el centro de un escándalo, que tuvo su momento cumbre el pasado 21 de octubre, cuando los alumnos decidieron tomar la escuela en reclamo de una solución urgente. La acusaban de tener conductas agresivas hacia ellos y los docentes y de ser la autora de varias irregularidades, como usar el salón para fiestas privadas y alquilarlo sin rendir cuentas. La medida, tal como había anticipado la ministra de Educación Cristina Díaz en una entrevista que tuvo con este diario el 23 de octubre, tiene que ver con una resolución preventiva debido al proceso de sumario en el que se encuentra Andrada.

En esa oportunidad, la ministra dijo que, de tener todas las pruebas necesarias, se le iba a iniciar a la directora un sumario que podría determinar su separación del establecimiento en caso de considerar que "su presencia no era saludable". También aclaró que si se comprobaba la veracidad de las denuncias, Andrada podría ser separada de su cargo con goce de haberes, porque sólo sería sin pagarle el sueldo si hubiera de por medio una denuncia penal, "y este no es el caso", explicó la ministra.

Si bien DIARIO DE CUYO no pudo comunicarse ayer con la ministra Díaz por encontrarse en reunión, desde el Ministerio informaron que a Andrada ya se le había iniciado un proceso de sumario y había sido separada temporalmente de la Dirección hasta que se evalúe en profundidad el caso. Sin embargo, aún no hay plazos para la resolución definitiva del problema.

El miércoles pasado un equipo de supervisores fue hasta el colegio para informar formalmente la decisión mediante un acta. Desde entonces, la vicedirectora, María Clara Daverio, asumió la Dirección. Y el apoyo de los docentes y alumnos fue inmediato, quienes ayer aseguraban estar tranquilos y satisfechos con la disposición oficial.

Según el personal docente, el 23 de octubre pasado fue la última vez que Andrada fue al colegio y aseguraron desconocer el motivo de su ausencia, aunque suponían que estaba de vacaciones o licencia. Ahora, las versiones apuntan a que Andrada tendría que presentarse el próximo lunes para cumplir con sus horas en la escuela Arturo Illia, de Chimbas. Pero, esta vez, sólo cumplirá tareas administrativas y no docentes.

Comentá la nota