Dos sentencias que constituyen un valladar que no podrá ser soslayado

Aún no se sabe precisamente alrededor de qué ejes girará la conversación que el lunes mantendrán el vicegobenador, Juan Manzur, y las autoridades de los Colegios de Abogados de esta capital y del Sur. Sin embargo, los referentes de estas entidades anticiparon que ninguna solución para la cobertura (temporaria o definitiva) de la treintena de vacantes que hay en los Tribunales puede soslayar los pronunciamientos de la Justicia provincial.
El martes, durante una sesión extraordinaria, el consejo directivo de la entidad capitalina fijó formalmente las pautas que debían animar cualquier eventual diálogo con el Gobierno; entre ellas, el respeto por las sentencias de la Sala II de la Cámara en lo Contencioso Administrativo y de la Corte Suprema de Justicia.

Aún no está claro si la discusión pasará por la conformación -por ley- de un Consejo Asesor de la Magistratura (CAM) o sobre la sanción de una norma que establezca un nuevo mecanismo para la selección y designación de jueces provisorios o subrogantes.

Respecto del primer punto, la Corte declaró inconstitucional la potestad que confería la Constitución de 2006 de que el Poder Ejecutivo organizara -por decreto- el CAM, pero dejó en pie la exigencia de que los postulantes a la judicatura surjan de una selección que incluya la celebración de concursos. Además, en diciembre, el camarista Rodolfo Novillo precisó que, ni aun cuando se tratara de la designación de magistrados provisorios, podían ser soslayados esos requisitos constitucionales o, como mínimo, adaptados.

Comentá la nota