Senderos que se birfurcan

Las cosas ya no serán lo que fueron. La paciente convivencia de los dirigentes del GEN, el ARI y el socialismo en la Legislatura bonaerense comenzó un inevitable proceso de desgaste y valijas apuradas.
Las diferencias entre sus principales referentes, Elisa Carrió y Margarita Stolbizer (socias además en el Acuerdo Cívico y Social, que incluye al radicalismo), ya no se catalogan como "choque de temperamentos", sino que se encuadran en proyectos políticos muy diferentes.

Elisa Carrió quiere ser presidenta de

la Nación, esa ambición la recorre y no la abandona. Pero sabe que en las últimas elecciones perdió algo de su caudal electoral, el personal, el que dice votar "a Lilita". Entonces, tras una pausa, con algo de tristeza y replanteos incluidos, planea volver al ruedo, copando la provincia de Buenos Aires, el lugar de mayor fuerza electoral de todo el país. Ya cambió su domicilio a Vicente López, Primera sección electoral.

Margarita Stolbizer, por el contrario, aspira a liderar la construcción de un acuerdo de centroizquierda; para eso, busca aprovechar la banca nacional que ganó en estas elecciones. Confía en la continuidad del Acuerdo Cívico, aun a costa de sus diferencias con Carrió, su futura e inevitable compañera legislativa.

En el medio, aunque posicionada en un rol fundamental, se encuentra la UCR, envalentonada tras las auspiciosas elecciones. Y el vicepresidente, Julio Cobos, abocado a un extenso armado.

Pago chico

La cercanía de Margarita al presidenciable Julio Cobos y su grado de independencia en decisiones fundamentales, como el participar de la convocatoria realizada por la Presidenta, Cristina Fernández, fueron suficientes para desbordar el recelo que Elisa sentía por la bonaerense.

"Dicen que ellos defienden el proyecto Carrió Presidente, y tienen dudas de que nosotros también lo apoyemos", afirma a La Tecla, en confidencia, un diputado del GEN, de fuerte peso en el bloque, quien asegura que ninguno de los "margaritos" considera la posibilidad de candidatear al vicepresidente. Habló tras la reunión que la mayoría de los integrantes de la CC mantuvieron en capital, en el instituto Hana Arent. Y tras lo cual se decidió la ruptura de los bloques de ambas cámaras.

La decisión fue exclusiva del ARI, que optó por armar bloque propio, en la Provincia y en la Cámara baja de la Nación.

"La medida tiene que ver con la diferenciación de Margarita a partir de la concurrencia al llamado del Gobierno, esto entró en contradicción con lo resuelto por nosotros", asegura el diputado provincial arista Walter Martello.

-¿No perjudica al ACyS?

-Sin duda, no es la mejor imagen que podemos mostrar hacia fuera, pero no era correcto esta política de diferenciamiento que planteaba Stolbizer contra Carrió.

Otros lilitos remarcan que "Carrió le había ofrecido a Stolbizer ser la cabeza de la CC en la Provincia, por eso nos llamó la atención la actitud de Margarita".

El tercer actor de esta obra es el socialismo, que en el parlamento bonaerense sólo tiene representación en la Cámara baja.

El diputado del PS Carlos Nivio se muestra desconforme con la medida.

"Creo que es un error lo que hacen los compañeros del ARI", afirma. "De todas maneras, el rumbo que tome dependerá

de lo que se resuelva en mi partido, porque ésta no es una decisión personal, sino del conjunto", asegura.

El socialismo bonaerense, cuyas autoridades juegan con el oficialismo, se encuentra intervenido, por lo tanto, Nivio deberá cotejar la situación con los referentes nacionales. Se espera que se conforme en unibloque, y continúe jugando con los otros actores de la CC. Así sucede a nivel nacional.

La ruptura se verá también en la Cá-mara baja nacional. En este caso, la situación requerirá más diálogo, ya que el grupo está integrado, además, por sectores independientes, movimientos sociales y referentes intelectuales.

"En el Congreso va a pasar lo mismo,

sólo que se va a necesitar más tiempo, porque hay otros sectores", dice Martello.

Los números Indican que hasta diciembre la CC continuará divida en partes iguales. Cuatro senadores del GEN (Luis Malagamba, Andrés Antedoménico, Roberto Molini y José María Zingoni) y cuatro del ARI (Javier Mor Roig, Fernando López Villa, Darío Expósito y Gerardo Reverberi).

En diciembre se integrarán, además,

los intendentes de Carlos Casares, Omar Foglia, de 25 de Mayo, Mariano Grau, y

el ex diputado nacional de Chascomús Ricardo Vázquez, por el GEN; y María Isabel Gainza, dirigente de Olavarría, que ingresará por el ARI, de la mano del diputado nacional Adrián Pérez.

En Diputados también se podrán ver caras nuevas. Desde el GEN llegarán Fernanda Antonijevick, una abogada de Baradero; Marcelo "El Oso" Díaz, un dirigente de Lomas de Zamora; Aldo García, de Punta Alta; y el reelecto Jaime Linares.

Por el ARI ingresarán Pedro Simonini, ex candidato a intendente de Arrecifes; Natalia Gradaschi, concejala de Lanús; Marcela Guido, una médica patóloga de Pigüé; y Oscar Negrelli, concejal de La Plata y ex candidato a intendente.

A estos flamantes parlamentarios habrá que agregar los radicales y cobistas que se suman por el Acuerdo Cívico y Social.

La CC tendrá hasta diciembre para definir su rumbo como agrupación partidaria y su juego en el marco del ACyS.

Queda claro que para esto deberá existir una nueva conciliación entre Stolbizer y Carrió, tal como ocurrió años atrás, cuando ambas dirigentes, desligadas de la UCR, postergaron sus rencores y conformaron la Coalición.

Las probabilidades, si uno escucha las voces de los dirigentes de ambos sectores, parecen menos que improbables.

Comentá la nota