Más señales de reactivación en EE.UU.

Tres informes revelaron mejoras en los sectores fabril y de la construcción; Obama advirtió que el problema es ahora el desempleo
WASHINGTON.- Las esperanzas de que la maltrecha economía estadounidense haya iniciado el sendero de la recuperación se vieron reforzadas ayer con la divulgación de tres datos que revelaron mejoras en los sectores fabril y de la construcción, así como en los contratos para la adquisición de viviendas.

Sin embargo, en una reunión con su Consejo Asesor para la Recuperación Económica, el presidente Barack Obama advirtió que si bien la economía norteamericana se alejó "del borde del abismo", aún queda un largo camino por recorrer.

El Instituto de Gestión de Suministros (ISM, por sus siglas en inglés) del sector manufacturero norteamericano informó ayer que su índice fabril creció en octubre a su mayor ritmo desde abril de 2006.

"Parece que la manufactura ha entrado en la recuperación sostenida", dijo el responsable del estudio del ISM, Norbert Ore.

El índice del ISM alcanzó el mes pasado los 55,7 puntos, frente a los 52,6 de septiembre. Es la tercera lectura consecutiva por encima de los 50, lo que indica crecimiento.

El crecimiento de la actividad fabril estadounidense fue apuntalado por el gasto gubernamental, la necesidad de las empresas de reconstruir sus inventarios y el aumento de los pedidos procedentes del extranjero.

En tanto, el Departamento de Comercio dijo que los gastos de construcción aumentaron en septiembre debido a la fortaleza del sector de la vivienda. El informe contribuyó al optimismo de que el aquejado sector de la vivienda ha comenzado a recuperarse. Finalmente, el número de contratos firmados para adquirir viviendas usadas subió en septiembre por octavo mes consecutivo y alcanzó su nivel máximo desde diciembre de 2006, según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios (NAR, por sus siglas en inglés).

Los tres informes positivos provocaron una nueva ola de optimismo en Wall Street, donde el promedio industrial Dow Jones cerró con una suba del 0,79%. Las buenas noticias también impulsaron a las principales bolsas europeas, que lograron revertir las pérdidas de la apertura para comenzar la semana con números verdes.

"Todos estos datos muestran estabilización y el comienzo de cierta expansión. Es la continuación de lo que hemos visto durante los últimos dos meses", dijo Thomas Nyheim, vicepresidente del Christiana Bank & Trust.

Los nuevos informes se conocieron un par de días después de que el Departamento de Comercio anunciara que en el tercer trimestre de 2009 la economía norteamericana había crecido por primera vez en un año, lo que fue interpretado como la primera señal de que la recesión estaría llegando a su fin.

Sin embargo, ante la debilidad del mercado laboral, la restricción del crédito y la renuencia de los consumidores a gastar, no está claro si el ritmo podrá ser sostenido a medida que desaparece el plan de estímulo lanzado por el gobierno. Por ejemplo, los contratos para la adquisición de viviendas aumentaron por el apuro de los compradores a aprovechar las ventajas de un crédito fiscal para quienes adquieren su primera vivienda, antes de que expire el plazo a fines de mes. El Congreso considera la posibilidad de prolongarlo.

"Lo que estamos viendo es el apuro de los compradores de su primera vivienda, que tratan de aprovechar el crédito fiscal antes de que se termine, a fines de este mes", dijo el economista jefe de la NAR, Lawrence Yun.

La directora del Consejo de Asesores Económicos de la Casa Blanca, Christina Romer, dijo la semana pasada que el plan de gastos extraordinarios del gobierno ha tenido ya su mayor impacto y seguramente no contribuirá el próximo año a un crecimiento significativo.

En ese contexto, Obama se reunió ayer con el Consejo Asesor para la Recuperación Económica, un grupo de académicos y empresarios encabezados por el ex presidente de la Reserva Federal Paul Volcker, creado a comienzos de su mandato con el objetivo de recomendar políticas adecuadas para volver al crecimiento.

"Tras haber rescatado la economía del abismo, la cuestión es cómo nos vamos a asegurar de que la gente vuelva a trabajar y sea capaz de mantener a sus familias", dijo el mandatario durante el encuentro, que fue transmitido en vivo por la página web de la Casa Blanca.

"Dada la gravedad de las pérdidas de empleo y la necesidad de recuperar muchos puestos de trabajo, vamos a necesitar medidas innovadoras y audaces por parte de nuestra, del Congreso y del sector privado", añadió desde el Salón Roosevelt.

La recuperación del mercado laboral, indicó el mandatario, también exigirá que se adopten "nuevos modelos" para el crecimiento futuro. "Si aplicamos sentido común y reanimamos los sectores basados en la innovación, el dinamismo y la iniciativa, no hay razón para que no sólo podamos crear empleos, sino también el tipo de crecimiento sostenido que todo el mundo quiere", destacó.

Comentá la nota