Señal débil para ver fútbol

Aquellos hinchas que no tienen cable y quieran ver los partidos por Canal 8, tendrán dificultades para sintonizarlo ya que los transmisores acumulan 20 años de antigüedad. La provincia lanzará una licitación para comprar equipamiento.
El codificado quedó atrás. Para ver fútbol, ahora, el hincha no debe proveerse de la última tecnología ni afrontar gastos onerosos. Los tiempos cambian, aunque al hablar de fútbol televisado la evolución recurre al pasado. Es que esta tarde arranca el Apertura con emisión en directo por Canal 7, pero la repetidora de la ciudad cuenta con tecnología obsoleta, obligando a todo aquel que no tenga cable a volver a acomodar la antena hacia el norte y emplazarla sobre una papa, para capturar la señal más nítida posible. Pero el gobierno provincial, a cargo del mantenimiento, anticipará la licitación para modernizar los equipos: "A fin de año está programada la mudanza de la antena y se hará la inversión necesaria para actualizar los transmisores", anticipó Rubén Galassi, secretario de Comunicación Social de la provincia.

Ahora que el fútbol de Primera División se emitirá por la televisión pública, más de uno que no tenga cable se esforzará por sintonizar la señal de aire de Canal 7 (por canal 8 de Rosario). Con seguridad, la imagen que reproducirá el televisor carecerá de nitidez, pero no por desperfectos del equipo, sino por la débil señal que emite la repetidora local del canal estatal. En el último gobierno de Jorge Obeid se firmó un convenio con la Nación donde la provincia asumió el mantenimiento de las 20 repetidoras que desparraman en el territorio santafesino. Las dos más importantes se encuentran en la ciudad y la capital provincial, pero con tecnología incapaz de responder a la demanda. La antena que se levanta en el hipódromo cuenta con una potencia de apenas 1kw, y con transmisores que acumulan 20 años de antigüedad.

El área de Comunicación Social de la provincia contaba con un programa de modernización con el objetivo puesto en recomponer el servicio antes del Mundial de Sudáfrica 2010, proyecto que se adelantará ante las nuevas reglas de difusión que rigen en el fútbol de Primera División. "Estábamos conversando con autoridades nacionales para actualizar los transmisores, a pesar de que por convenio es la provincia la que debe hacerse cargo de los gastos. Son sumas importantes y en dólares, y es intensión afrontar la inversión necesaria. Pero con esto que sucedió con la televisación del fútbol se adelantarán los tiempos de la licitación", precisó Galassi.

Para seguir el torneo Apertura, entonces, habrá que munirse de la más robusta hortaliza y hacer manualidades con la antena para detectar su mejor posición. Para el Clausura, en cambio, la señal promete ser fidedigna. Es que antes de fin se año la vetusta antena que se erige en el hipódromo se llevará a Canal 5, lugar donde también se trasladará la torre que emite la señal de Canal 3, decisión que ambas empresas consensuaron tras la tormenta que años atrás derribó la columna de hierro del 3 sobre los estudios y deterioró severamente la del 5. En dicho acuerdo, además, los canales solidariamente atendieron la problemática de la señal estatal, ofreciendo un lugar para la antena pública.

Comentá la nota