Senadores quieren que el desmonte se permita en toda la provincia

"Pinte todo de verde y ponga el control necesario". La frase del senador provincial y electo diputado nacional Alfredo Olmedo (quien también es productor sojero), sintetizó la posición de los senadores provinciales que ayer mantuvieron una reunión con el ministro de Ambiente de la provincia, Julio Nasser, la secretaria de Política Ambiental, Cristina Camardelli, y el coordinador de Política Ambiental y Desarrollo, Félix González Bonorino.
Senadores reunidos con funcionarios provinciales del área de Ambiente.

Imprimir Enviar Aumentar, reducir tamaño del texto

Al hablar de "pintar" de verde el mapa que ordena los bosques nativos salteños, Olmedo sugirió que toda la provincia sea susceptible de ser desmontada, dado que ese color es el que indica en donde se puede fomentar el avance de la frontera agrícola.

En una reunión en la cual se habló de la "cultura del trabajo y no de vagos", de la "pobreza" y la falta de alimento de los niños, la solución que los senadores apuntaron para estas situaciones fue la "producción primaria" de la provincia, es decir, el desmonte a gran escala.

Uno de los departamentos más perjudicados por el avance de la frontera agrícola que sufrió inundaciones e incluso un alud, fue San Martín. Incluso es uno de los departamentos en donde por una cautelar de la Corte Suprema de Justicia se ordenó suspender los desmontes. No obstante, la referente de ese departamento, Catalina Ponna, acompañó el discurso de Olmedo respecto de la "cultura del trabajo", y el "progreso". También puso en duda la legalidad de las actividades que realizan comunidades originarias al indicar que "el 51% de la extracción de madera está hecha por parte de los indios, y el resto por empresas que cumplen con todos los requisitos legales".

"Estamos convencidos de que hicimos una buena ley...hay zonas en amarillo que tranquilamente se pueden desmontar", fue el resumen del senador Pedro Liverato. "Estamos en un grado creciente de pobreza y con esto (la reglamentación del ordenamiento territorial), lo vamos a agrandar", fue la consideración del güemense José Luis Valle, al desvalorizar la posibilidad de ordenar la provincia cuando no se cuenta con el fondo compensador, dado que el gobierno nacional no lo presupuestó para este año.

En la reunión, el gran orador fue Olmedo, quien llegó a decir que esta reglamentación coarta a la gente "de desarrollo psíquico, mental y social", y volvió a apuntar a la pobreza. Frente a ello, González Bonorino respondió secamente que "la pobreza no apareció con el mapa" del ordenamiento.

Reglamentación sin cambios

Entre las pretensiones de los senadores se encuentra la de lograr cambios en la reglamentación de la ley y el mapa de ordenamiento territorial. "Si nos equivocamos lo corregimos", dijo González Bonorino a Nuevo Diario al ser consultado por estos pedidos, sosteniendo que hasta el momento los legisladores no demostraron la necesidad de una corrección en la reglamentación.

En la reunión, el funcionario valorizó que en la zonas amarillas puede haber actividades como la forestal que otorga "más empleos que la actividad primaria". Agregó que otro de los temas a trabajar, y que también es parte de la "cultura del trabajo" de las comunidades criollas, es la ganadería bajo monte.

Comentá la nota