Los senadores hacen cuentas: el PJ tiene por ahora una ventaja ajustada

Los senadores hacen cuentas: el PJ tiene por ahora una ventaja ajustada
Luego de la aprobación en Diputados, el kirchnerismo tiene apenas un voto más de los 37 que necesita para lograr el quórum. El jueves próximo se tratará en el recinto
El Senado ya se prepara para recibir el proyecto que el Gobierno envió al Congreso para adelantar las elecciones legislativas nacionales para el 28 de junio, tras la media sanción en Diputados. En esta ocasión los legisladores del oficialismo tratarán de revertir aquel mal trago que les dejó las retenciones móviles cuando pasó por la Cámara Alta, con la firme intención de darle vía libre a la movida del matrimonio presidencial para ir a las urnas antes de tiempo.

Luego de los 136 votos a favor con los que la norma tuvo media sanción en Diputados, los integrantes de la Comisión de Asuntos Constitucionales del Senado, que conduce el kirchnerista Nicolás Fernández, se encontrarán a partir de las 10 para dar el primer paso. En ese cuerpo el kirchnerismo cuenta, en principio, con las 8 firmas necesarias para darle al proyecto el dictamen de mayoría. Con lo cual anoche, fuentes oficiales del Senado descontaban que no habría inconvenientes para que el proyecto quede habilitado para que el jueves próximo sea tratado en el recinto de la Cámara Alta.

Como ocurrió en los días previos en Diputados, los senadores K también trabajan a contra reloj para juntar la tropa necesaria. En sintonía con la Quinta de Olivos y con el ministro del Interior, Florencio Randazzo, el encargado de gastar las líneas telefónicas es el titular del bloque K, Miguel Pichetto.

En principio, el kirchnerismo cuenta con 38 votos de los 37 que necesita para contar con el quórum necesario. Es que al tratarse de una reforma en el Código Electoral, se necesita mayoría especial para aprobarlo, tal cual lo establece el artículo 77 de la Constitución. Esto hace que el fantasma del voto no positivo del vicepresidente Julio Cobos quede sólo en un mal recuerdo para el bloque oficial del Senado. Pasa que el mendocino no volverá a desempatar, ya que sí o sí el kirchnerismo necesita del piso de 37 para tratar y aprobar por “única vez” y de manera “excepcional” las elecciones nacionales para el 28 de junio.

Si bien los referentes del kirchnerismo le sacan punta al lápiz y se esfuerzan para mantener la tropa unida, el número es bastante ajustado. Dentro de los 38 que suman hasta ahora, no incluyen a Ramón Saadi, aunque es una gran incógnita cómo votará el legislador catamarqueño. Hasta ahora, e incluyendo el frustrado proyecto de las retenciones, Saadi acompañó al oficialismo. Pero tras la derrota en las últimas elecciones en su provincia, en las que se presentó en una forzada y frágil alianza con Kirchner y Luis Barrionuevo, el legislador anunció su renuncia al bloque oficial, aunque aún no la oficializó como lo hicieron los santafesinos Carlos Reutemann y Roxana Latorre con una nota formal dirigida al titular del bloque.

Hasta ahí el número está, pero con lo justo. Sin embargo, en las filas K del senado aseguraron que a partir de hoy comienza el trabajo más duro para juntar adhesiones. Y en ello se podrían sumar las de los senadores de Tierra del Fuego y Neuquén, aunque aún sus votos es una incógnita

Comentá la nota