Senadores aprobaron una norma que reglamenta la iniciativa popular

Mientras los diputados analizaban un proyecto similar, la Cámara de Senadores aprobó en la última sesión una norma de la radical cafayateña, Silvina Vargas, que reglamenta el derecho constitucional a la iniciativa popular, habilitando a los ciudadanos a proponer normas.
Si la cámara baja le da la sanción definitiva, los salteños podrán juntar firmas para presentar un proyecto de ley que deberá ser tratado por la Legislatura provincial dentro de los 12 meses posteriores a su ingreso.

La figura de la iniciativa popular había sido incorporada en la Constitución provincial en la reforma de 1995.

En su artículo 59°, la Carta Magna salteña le reconoce a los ciudadanos "la iniciativa popular para la presentación de proyectos de ley, que deben ser avalados en las condiciones prescriptas por la ley", y aclara que no pueden plantearse por esa vía "los asuntos concernientes a la aprobación de tratados, presupuesto, creación o derogación de tributos provinciales, a la prerrogativa de gracia y reforma de la Constitución". Sin embargo, y a falta de una ley que la reglamentara, este mecanismo nunca pudo ser utilizado.

El proyecto de Vargas plantea la posibilidad de habilitar la iniciativa popular toda vez que se reúnan las firmas equivalentes al 2% del último padrón electoral para los comicios de gobernador, siempre y cuando provengan de al menos 4 de los 23 departamentos salteños.

Cuando la norma propuesta concierna a sólo un departamento, el porcentaje exigido aumentará al 5%, tomando como referencia sólo el padrón electoral para concejales de esa jurisdicción.

Para que las iniciativas populares no sean "cajoneadas", el texto de la ley propuesta por Vargas establece que "desde el ingreso a cámara de origen, la iniciativa adquiere estado parlamentario, la que deberá dar expreso tratamiento dentro de los 12 meses, aprobando aún con modificaciones o bien, rechazando el proyecto".

"Transcurrido dicho plazo sin pronunciamiento sobre el mismo, la Presidencia deberá incluirlo obligatoriamente, con o sin dictamen de Comisión, en el orden del día de la próxima sesión ordinaria y no podrá ser remitido nuevamente a comisión", concluye el proyecto.

Comentá la nota